‘No te comas el planeta’, Ecomarcha de Ecologistas entre Huesca y Navarra

4 Julio 2019

No te comas el planeta es el lema de la 9ª Ecomarcha, la marcha en bicicleta que ha organizado Ecologistas en Acción y que dará comienzo este viernes en la localidad de Fraga (Huesca), con el fin de poner en cuestión el modelo de producción de alimentos basado en la agricultura y ganadería industriales.

La Ecomarcha hará un recorrido por buena parte de la provincia haciendo hincapié en los problemas socioambientales de la zona como son la contaminación de las aguas, autopista de alta tensión, problemas de inundabilidad, así como otras consecuencias derivadas de la agricultura y ganadería industriales y del turismo desaforado.

El pelotón también visitará a las plataformas que luchan contra las macrogranjas y macromataderos de la zona, como Loporzano o Binéfar. De esta manera se sumarán a la crítica a un modelo ganadero que, además de ser dañino para el bienestar animal, provoca graves problemas de contaminación.

Fuente de información: EfeVerde

Leer noticia

Prohibida la apertura y ampliación de granjas en más de 60 municipios durante dos años

La Generalitat establece una moratoria en las poblaciones con mayor carga ganadera

3 Julio 2019

La sobrecarga ganadera en algunos puntos del territorio catalán es tan alta que la Generalitat se ha visto obligada a poner límites al crecimiento del sector en determinados puntos durante, al menos, dos años. El objetivo es tratar de mejorar la calidad de la tierra y de las aguas subterráneas, que se ven afectadas por la gran cantidad de purines y excrementos de animales.

La moratoria afectará a 66 municipios, en los cuales no se podrá abrir ninguna granja nueva ni tampoco ampliar el ganado en las explotaciones que ya están en marcha. Las poblaciones afectadas se concentran en las comarcas de OsonaBerguedà y el Pla d’Urgell.

Los municipios incluidos en la moratoria son aquellos que registran un índice de carga ganadera (ICG) superior al 1,2. Este indicador resulta de dividir el nitrogeno que generan los excrementos de las explotaciones ganaderas de un municipio y los colindantes entre el nitrogeno admisible en las tierras fertilizables de esas mismas localidades. En la zona afectada por la moratoria se considera que hay más residuos procedentes de las explotaciones ganaderas de lo que puede absorber la tierra como fertilizante.

La prohibición de nuevas granjas en las zonas más sobrecargadas forma parte de un decreto de gestión de la fertilización del suelo y de las deyecciones ganaderas aprobado hoy en el Consell Executiu del Govern. El incumplimiento de las nuevas condiciones marcadas por la Generalitat comportará multas de entre 3.000 y 15.000 euros.

El decreto también establece limitaciones para aquellas granjas situadas en zonas con un índice de carga ganadera entre 0,8 y 1,2. En estos casos pueden ampliar ganado siempre y cuando exporten los excrementos producidos fuera de las áreas consideradas como zonas vulnerables.

El objetivo de la nueva normativa es tener un mayor control de los residuos generados por las explotaciones ganaderas y, de esta manera, mejorar la calidad de la tierra y de las aguas subterráneas, que actualmente registran unos niveles insalubres de nitratos.

A su vez, se busca potenciar la valorización de los excrementos animales como un recurso dentro del esquema de bioeconomía circular, con el aprovechamiento sobre el terreno cuando se preste y con la exportación cuando haya excedentes de nutrientes. Para ello, el sector, que ha participado en el desarrollo de la nueva norma, tendrá que invertir en nueva maquinaria y procesos de tratamiento de las deyecciones de las explotaciones ganaderas.

Fuente de información: La Vanguardia

Leer noticia

Bienestar Animal: un sello para garantizar que los animales de granja están bien tratados

1 julio 2019

Científicos expertos en bienestar animal de Europa consideran que se debería de valorar más al animal, en lugar de mirar únicamente las instalaciones y su manipulación.

En Catalunya hay aproximadamente unas 21.000 explotaciones ganaderas, y en las inspecciones que se realizan se tiene en cuenta, por ejemplo, si los animales tienen libertad de movimientos. En el año 2018 se hicieron 522 controles de bienestar animal, hecho que supone sólo el 3% de todas las granjas catalanas. Casi todas aprobaron.

Joaquim Porcar Coderch, jefe del Servicio de Coordinación Territorial en Lleida del Departament d’Agricultura de la Generalitat, explica que, en las inspecciones, se tiene en consideración «todo tipo de aspectos en la manipulación de los animales», desde aspectos restrictivos, medidas, higiene, aspectos de alimentación, etc.

Siguiendo este criterio, el Institut de Recerca de Tecnologies Agroalimentàries (IRTA) estudian que condiciones son las mejores en una granja de vacas lecheras de Monells (Baix Empordà).

La finalidad es crear un sello de Bienestar Animal para que el consumidor pueda saber que la leche, los huevos o la carne se han producido siguiendo unos estándar que van más lejos de la ley y que tienen en consideración, por exemplo, que los animales tengan libertad de movimientos o espacios diferenciados para descansar y para poder caminar.

Las inspecciones hechas a las granjas que se adhieren al sello se hacen observando a los animales durante un mínimo de 5 horas. Por ejemplo: ver que se interrelacionen correctamente, o que no tengan miedo a las personas. Los resultados son espectaculares: en el caso de las vacas, como mejor están, más leche producen.

Unas 200 entitades ambientalistas han solicitado al Parlamento Europo que se terminen las jaulas en las granjas. Es el movimiento «End the Cage Age» («Fin de la Era de las Jaulas») y ya han podido conseguir su objectivo: un millón de firmas para forzar que la ley europea tenga en consideración el bienestar animal y no haya hacinamiento.

Fuente de información: Noticias TV3

Leer noticia