Investigación CIWF granja terneros en Polonia – 2019

Julio 2019

Introducción
Una investigación de Compassion in World Farming (CWF) en cinco granjas lecheras polacas ha encontrado terneros lecheros confinados en pequeños corrales sin la mínima posibilidad para jugar, hacer ejercicio o interactuar entre ellos.

Si estas granjas son lo habitual, más de un millón de terneros polacos jóvenes se criarán así, cada año. Las mejores estimaciones sugieren que en el conjunto de la Unión Europea, más del 60% de los terneros lecheros, en total más de 12 millones cada año, vivirán sus primeras semanas de vida en condiciones en las que no podrán desarrollar un  comportamiento natural. 

CIWF hace que este material de archivo esté disponible para el uso de los socios de la red para reunir firmas en nombre de la ICE (Iniciativa Ciudadana Europea) y para ayudar  a estos becerros.

Información

• Las imágenes fueron tomadas en cinco granjas en Polonia.
• Los principales problemas de bienestar fueron el aislamiento de los terneros en corrales individuales, que restringen severamente los comportamientos naturales, incluidos el juego, la interacción social y el ejercicio. También hay algunos hechos ilegales, como que los terneros no pueden verse o tocarse entre sí, lo que infringe la legislación de la UE.
• Una granja mantuvo a los terneros fuera en chozas en la nieve. A los terneros no se les dió la oportunidad de estar juntos para darse calor.
• Si estas granjas son habituales  (no hay estadísticas exactas disponibles para Polonia), más de un millón de terneros polacos jóvenes se criarán así cada año.
• Las mejores estimaciones sugieren que en el conjunto de la Unión Europea, más del 60% de los terneros lecheros, en total más de 12 millones cada año, se mantendrán confinados restringiendo su comportamiento natural normal durante las primeras semanas de su vida.
• La mayoría de los terneros nacidos en la  UE se mantienen como reemplazos de las vacas lecheras o se crían para la carne de vacuno o ternera.
• Según las cifras disponibles, muchos, probablemente la mayoría, de estos terneros pasarán parte o la totalidad de sus primeras ocho semanas de vida confinados en pequeños corrales. Muchos de ellos son apartados de sus madres horas o días después de nacer. Estos sistemas restringen el desarrollo social natural de los terneros e impiden el ejercicio y el juego.
• Qué dice la Legislación: se permite que los terneros se mantengan en corrales individuales hasta la edad de 8 semanas, después de lo cual se deben poner en grupos. Cuando los terneros se mantienen en corrales individuales, La directiva exige que puedan verse y tocarse entre sí.

Resumen

Los terneros viven naturalmente en grupos desde una edad temprana. Sin embargo, en granjas abarrotadas y con poca ventilación, corren un alto riesgo de padecer  diarrea y enfermedades respiratorias como la neumonía. El riesgo de enfermedad también aumenta si los terneros no reciben suficiente calostro en las primeras horas de vida y si los terneros de diferentes granjas se mezclan en un grupo.

Para reducir los riesgos de enfermedades que son comunes en las granjas intensivas, los terneros se mantienen comúnmente en corrales individuales bien ventilados. Sin embargo, esto interfiere fundamentalmente con su comportamiento social natural.

En la UE, cada año nacen aproximadamente 20 millones de terneros de vacas lecheras. La mayoría de estos se conservan como reemplazos de vacas o se crían para la carne de vacuno.

Según las cifras disponibles, muchos, probablemente la mayoría, pasarán parte o la totalidad de sus primeras ocho semanas de vida confinadas en pequeños corrales. Estos sistemas restringen el desarrollo social natural de los terneros e impiden el ejercicio y el juego.

No hay cifras disponibles sobre la frecuencia de uso de corrales individuales en Polonia, pero una encuesta de granjas en el sur del país informó que la mayoría de las granjas lecheras grandes mantienen a los terneros en corrales individuales. Esta fue la práctica en las cinco granjas lecheras visitadas por nuestro investigador.

Estadísticas

No hay cifras precisas publicadas sobre el número de terneros nacidos cada año. Hay cifras sobre el número de vacas lecheras en la Unión Europea publicadas por Eurostat para 2018. La mayoría de las vacas lecheras producen un poco menos de un ternero por año.

Hay muy pocas cifras sobre el número de terneros que se mantienen en corrales individuales, pero Marcé et al (2010) realizaron una encuesta en abril de 2009 que proporcionó estimaciones para 14 Estados miembros de la UE. Si estos porcentajes aún se aplican, está claro que al menos el 60% de los terneros lecheros europeos, que ascienden a más de 12 millones de terneros, se mantienen en corrales individuales durante las primeras semanas de vida.

En España, se estima que más de 298.000 terneros sufren en estas condiciones cada año.

Estas cifras no incluyen terneros nacidos en países para los cuales no se dispone de datos sobre los sistemas de cría. Una encuesta aparte encontró que el 96,7% de los terneros se alojaban individualmente en granjas checas.

En el caso de Polonia no hay cifras precisas, pero una encuesta sobre la mortalidad de terneros en siete granjas en el sur de Polonia informó que las granjas más grandes alojaban terneros individualmente. También señaló que la mortalidad aumentó con el aumento del tamaño del rebaño. El estudio sugirió que la intensificación de la producción lechera conduce a una alta concentración de animales en un área pequeña que favorece la propagación de enfermedades, especialmente en terneros pequeños. 

Nuestra propia investigación encontró habitáculos individuales en cada una de las cinco fincas visitadas. Esto sugiere que una alta proporción de los aproximadamente dos millones de terneros lecheros nacidos en Polonia cada año probablemente se alojarán individualmente.

Infracciones de la ley

1. Se permite que los terneros se mantengan en corrales individuales hasta la edad de 8 semanas, después de lo cual se deben poner en grupos:
En una granja (nº 2 en las notas del investigador), varios terneros unos de 3-4 meses se encontraron aún en corrales individuales en contra de los que establece  la Directiva de Terneros (Directiva 91/629/CEE, del Consejo, de 19 de noviembre, relativa a las normas mínimas para la protección de terneros).

Artículo 3 (a). “No se mantendrá encerrado a ningún ternero de más deocho semanas de edad en recintos individuales, a menosque un veterinario haya certificado que su salud o comportamiento requiere que se le aísle para que pueda recibir un tratamiento…”

Cuando los terneros se mantienen en corrales individuales, la Directiva exige que puedan verse y tocarse entre sí.

En otra granja (la nº 4 en las notas del investigador), los terneros se transfirieron poco después del nacimiento a rediles de madera cerrados, sin posibilidad de verse o tocarse entre ellos. Después de dos días, fueron trasladados a corrales donde se pueden ver, pero probablemente no se toquen entre sí. Esto es una infracción de la Directiva que establece:
Artículo 3 a).- “Ningún alojamiento individual para terneros (con excepción de aquellos en que se aísle a los animales enfermos) deberá disponer de muros sólidos, sino de tabiques perforados que permitan un contacto visual y táctil directo entre los terneros;”

2. También en la misma granja, el investigador observó un ternero macho con un hombro dislocado y una cojera significativa. Se le informó que no era económicamente rentable tratar al ternero, porque pronto se vendería para la carne.

Cabe señalar que es un requisito legal para tratar a los animales lesionados. La Directiva establece:
«Cualquier becerro que parezca estar enfermo o lesionado debe ser tratado adecuadamente sin demora y se debe obtener asesoramiento veterinario lo antes posible para cualquier becerro que no esté respondiendo a la atención del cuidador de ganado».

Otros ejemplos de falta de bienestar


1. El hambre
. En una de las granjas (La nº 1 en el informe del investigador) se informó que los terneros fueron alimentados con leche diluida. Las imágenes de video de esta granja muestran evidencias de terneros hambrientos, incluidos los intentos repetidos de mamar a una tetina unida a un cubo vacío.
La legislación de la UE exige que los animales se alimenten al menos dos veces al día, mientras que los terneros se alimentan naturalmente de su madre seis o más veces. La reducción de la frecuencia de alimentación, especialmente si se combina con una cantidad reducida, provoca que los terneros sufran de hambre crónica.

2. Higiene deficiente. Algunos habitáculos estaban cubiertos de heces.

3. El frío. En la quinta granja que se visitó, estaba nevado, pero se había separado a los terneros de sus madres y cada uno estaba solo en su corral sin posibilidad de juntarse para darse calor.

Se estima que el 60% de los terneros en UE – más de 12 millones al año – se crían en condiciones similares a las de las granjas polacas.

En la industria lechera se separa a los terneros de sus madres a la pocas horas de nacer  para conseguir una cantidad máxima de leche para el consumo humano. Por naturaleza, los terneros maman durante más un año y mantienen un fuerte vínculo con sus madres durante varios años. Separar a los terneros de sus madres supone para ambos mucha angustia y repercute a largo plazo sobre el desarrollo físico y social de los terneros.

Las vacas lecheras son inseminadas artificialmente para que gesten un ternero al año, y produzcan leche durante 10 meses al año.  Habitualmente se inseminan a los 3 meses de parir.

Se mantienen a los terneros en jaulas porque se consideran un excedente de la industria lechera. Muchas hembras se crían para reemplazar a las madres y los machos para carne.

A continuación se puede visionar el video

Fuente de información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *