Mueren miles de pollos en una granja de Reino Unido por fuerte ola de calor

30 julio 2019

Los cadáveres de pollo apilados afuera de un granero en Reino Unido causaron indignación. Los trabajadores de la granja aseguran que hicieron lo posible por salvarlos.

En Reino Unido miles de pollos murieron en una granja avícola debido a la fuerte ola de calor que azotó este país. Los pollos sin vida, cadáveres, fueron apilados afuera del granero tras la fuerte temperatura que registró el país de Reino Unido con poco más de 38 grados centígrados.

Ante este evento, los internautas y los activistas por los derechos de los animales comenzaron a criticar la situación. Razón por la que a través de una publicación de un medio local los trabajadores de la granja Moy Park en Lincolnshire indicaron que hicieron todo lo posible por salvar a los animales.

«Intentamos hacer todo pero no había nada más que pudiéramos hacer. Ha sido muy difícil sacar a estos animales de la granja en los últimos días. Los activistas de animales no creen que nos preocupemos por ellos, pero realmente lo hacemos», expresaron.

La granja Moy Park se encuentra en Irlanda del Norte y es una de las principales compañías de alimentos del Reino Unido. Son los principales en suministrar el pollo en los supermercados como Ocado, Tesco y Sainsbury’s.

¿Qué dicen los defensores de los animales?

Philip Lymbery, defensor de los animales y director ejecutivo de Compassion in World Farming, reaccionó ante el hecho en Twitter: «esto está más allá de las palabras. Deben haber sufrido terriblemente».

¿Qué harán al respecto para que no mueran más animales?

Un portavoz de Moy Parks dijo que existe un compromiso para proteger a las aves ante el extremo calor.

«Las altas temperaturas recientes han sido muy desafiantes para muchos en las industrias agrícolas y avícolas. Estamos trabajando estrechamente con nuestros socios agrícolas para monitorear la situación y hemos implementado procedimientos para ayudar a proteger a nuestras aves contra el calor extremo», señaló el portavoz.

Fuente de información: Milenio Digital

Leer noticia

Los vídeos como arma: aumentan las denuncias que documentan el maltrato animal en los mataderos

28 julio 2019

Durante los últimos años han incrementado acciones de activistas que consiguen penetrar en el hermetismo de los mataderos para retratar con fotos y vídeos la crueldad de los centros de la industria cárnica.

La violencia contra los animales no tiene límites. Galgos ahorcados, toros que lloran en un baño de sangre en mitad de una multitud humana, cacerías de recreo…, la lista de actos impunes es incontable. No obstante, es en los mataderos del mundo donde más muertes se cuenta a diario. Estos centros productivos se han dispuesto durante años como espacios herméticos. Lugares donde esconder el ruido de la muerte. 

Sin embargo, el activismo animalista ha dado un paso al frente y son muchos los que se cuelan, cámara en mano, en el interior de los mataderos para revelar al mundo la crueldad de la industria cárnica. Las estrategias son diferentes, en tanto que encontramos desde trabajos fotoperiodísticos espléndidos como el de Aitor Garmendia, que retrata la crueldad con su cámara, hasta grabaciones con cámaras ocultas como las que colocó Manuel García Pereira en el matadero más grande de Francia. 

Amputaciones de animales vivos en Ávila

Corderos que son lanzados por los aires, amputaciones de patas, trabajadores que se suenan los mocos sobre animales y vacas que se desangran vivas sin ser aturdidas antes de ser sacrificadas…

Corderos por los aires en Segovia

La Junta de Castilla y León abrió un expediente por posible maltrato animal en un matadero de Segovia. En las imágenes, los trabajadores del matadero «golpean, aplastan, abofetean y lanzan a los corderos por los aires, además de sacrificar a los animales, en algunas ocasiones, sin haberlos aturdido de manera previa.

Vacas perforadas para maximizar su productividad

Estas imágenes se grabaron entre febrero y mayo de 2019 en la estación experimental Sourches (Francia) donde se muestran vacas perforadas para llegar a sus tripas, haciendo conductos de casi 15 centímetros de diámetro. La dieta que sirve para que los animales aumenten su productividad les causa cojera, problemas pulmonares o cardíacas, trastornos digestivos o inflamación de la piel, según la ONG francesa L214.

Así se crían los pollos en Reino Unido

Igualdad Animal publicó una investigación sobre las granjas de la segunda compañía productora de pollo de Reino Unido, la cual suministra carne a empresas como McDonalds, Tesco o Sainsbury’s. En las imágenes se puede ver el estado en el que malviven las aves, sin apenas ver la luz, hacinadas y con lesiones en las patas.

Cerdo quemado vivo en un matadero de Castilla y León

Aitor Garmendia, periodista y activista por los derechos de los animales,publicaba a finales de 2018 una investigación detallada sobre la situación de maltrato que se vive en los mataderos del Estado español.

Investigación de Igualdad Animal

Una investigación de Igualdad Animal en granjas de India revela la utilización de prácticas crueles e ilegales para la producción de huevos. En las imágenes se aprecia a gallinas hacinadas en jaulas del tamaño de un folio pisándose y luchando por ganar un espacio. Las investigaciones, según explica la organización animalista, se ha llevado a cabo en las ciudades de Maharashtra, Gujarat, Andhra Pradesh y Telangana.

Fuente de información: Público

Leer noticia

Nota: Las imágenes que acompañan esta noticia pueden herir la sensibilidad. Público ha decidido publicarlas para evidenciar la crueldad contra los animales en los mataderos

Más del 40% de los acuíferos en España están en peligro por la contaminación de los residuos de la industria agrícola y ganadera

España tiene abierto un expediente europeo por falta de control sobre los restos de fertilizantes y desechos animales que se filtran hasta las masas de agua subterránea

Mil puntos en 199 masas están afectados o en riesgo según el listado recién elaborado por Transición Ecológica. También otras 199 aguas superficiales

El listado debe servir para que las comunidades autónomas apliquen un plan a las zonas foco de tóxico y reduzcan el uso de nitratos y mejoren el manejo de estiércol

26 julio 2019

España no ha vigilado bien la contaminación que los residuos agrícolas y ganaderos filtran a los acuíferos hasta el punto de que la Comisión Europea abrió un expediente sancionador por esto en noviembre pasado. La consecuencia es que hasta el 46% de las masas de agua subterránea padecen la contaminación por nitratos que provocan la utilización de fertilizantes y el estiércol de las granjas ganaderas, según el listado recién elaborado por el Ministerio de Transición Ecológica.

«Las prácticas agrarias son el factor principal de alteración de la calidad de las aguas subterráneas», según explican en el Instituto Geológico y Minero. Y continúan que «la contaminación por nitratos es el origen de la existencia de acuíferos afectados». La agroindustria española utiliza un millón de toneladas de fertilizantes a base de nitrógeno cada año, según la estadística del Ministerio de Agricultura. Las granjas ganaderas producen no menos de 80 millones de toneladas de estiércol. La mala gestión y control de estos focos de tóxicos hizo que Bruselas urgiera hace ocho meses a España para que cumpliera con la normativa sobre nitratos «una de las piezas clave de la legislación sobre agua», explicaron.

Fuente de información: Público

Leer noticia

Investigación CIWF granja terneros en Polonia – 2019

Julio 2019

Introducción
Una investigación de Compassion in World Farming (CWF) en cinco granjas lecheras polacas ha encontrado terneros lecheros confinados en pequeños corrales sin la mínima posibilidad para jugar, hacer ejercicio o interactuar entre ellos.

Si estas granjas son lo habitual, más de un millón de terneros polacos jóvenes se criarán así, cada año. Las mejores estimaciones sugieren que en el conjunto de la Unión Europea, más del 60% de los terneros lecheros, en total más de 12 millones cada año, vivirán sus primeras semanas de vida en condiciones en las que no podrán desarrollar un  comportamiento natural. 

CIWF hace que este material de archivo esté disponible para el uso de los socios de la red para reunir firmas en nombre de la ICE (Iniciativa Ciudadana Europea) y para ayudar  a estos becerros.

Información

• Las imágenes fueron tomadas en cinco granjas en Polonia.
• Los principales problemas de bienestar fueron el aislamiento de los terneros en corrales individuales, que restringen severamente los comportamientos naturales, incluidos el juego, la interacción social y el ejercicio. También hay algunos hechos ilegales, como que los terneros no pueden verse o tocarse entre sí, lo que infringe la legislación de la UE.
• Una granja mantuvo a los terneros fuera en chozas en la nieve. A los terneros no se les dió la oportunidad de estar juntos para darse calor.
• Si estas granjas son habituales  (no hay estadísticas exactas disponibles para Polonia), más de un millón de terneros polacos jóvenes se criarán así cada año.
• Las mejores estimaciones sugieren que en el conjunto de la Unión Europea, más del 60% de los terneros lecheros, en total más de 12 millones cada año, se mantendrán confinados restringiendo su comportamiento natural normal durante las primeras semanas de su vida.
• La mayoría de los terneros nacidos en la  UE se mantienen como reemplazos de las vacas lecheras o se crían para la carne de vacuno o ternera.
• Según las cifras disponibles, muchos, probablemente la mayoría, de estos terneros pasarán parte o la totalidad de sus primeras ocho semanas de vida confinados en pequeños corrales. Muchos de ellos son apartados de sus madres horas o días después de nacer. Estos sistemas restringen el desarrollo social natural de los terneros e impiden el ejercicio y el juego.
• Qué dice la Legislación: se permite que los terneros se mantengan en corrales individuales hasta la edad de 8 semanas, después de lo cual se deben poner en grupos. Cuando los terneros se mantienen en corrales individuales, La directiva exige que puedan verse y tocarse entre sí.

Resumen

Los terneros viven naturalmente en grupos desde una edad temprana. Sin embargo, en granjas abarrotadas y con poca ventilación, corren un alto riesgo de padecer  diarrea y enfermedades respiratorias como la neumonía. El riesgo de enfermedad también aumenta si los terneros no reciben suficiente calostro en las primeras horas de vida y si los terneros de diferentes granjas se mezclan en un grupo.

Para reducir los riesgos de enfermedades que son comunes en las granjas intensivas, los terneros se mantienen comúnmente en corrales individuales bien ventilados. Sin embargo, esto interfiere fundamentalmente con su comportamiento social natural.

En la UE, cada año nacen aproximadamente 20 millones de terneros de vacas lecheras. La mayoría de estos se conservan como reemplazos de vacas o se crían para la carne de vacuno.

Según las cifras disponibles, muchos, probablemente la mayoría, pasarán parte o la totalidad de sus primeras ocho semanas de vida confinadas en pequeños corrales. Estos sistemas restringen el desarrollo social natural de los terneros e impiden el ejercicio y el juego.

No hay cifras disponibles sobre la frecuencia de uso de corrales individuales en Polonia, pero una encuesta de granjas en el sur del país informó que la mayoría de las granjas lecheras grandes mantienen a los terneros en corrales individuales. Esta fue la práctica en las cinco granjas lecheras visitadas por nuestro investigador.

Estadísticas

No hay cifras precisas publicadas sobre el número de terneros nacidos cada año. Hay cifras sobre el número de vacas lecheras en la Unión Europea publicadas por Eurostat para 2018. La mayoría de las vacas lecheras producen un poco menos de un ternero por año.

Hay muy pocas cifras sobre el número de terneros que se mantienen en corrales individuales, pero Marcé et al (2010) realizaron una encuesta en abril de 2009 que proporcionó estimaciones para 14 Estados miembros de la UE. Si estos porcentajes aún se aplican, está claro que al menos el 60% de los terneros lecheros europeos, que ascienden a más de 12 millones de terneros, se mantienen en corrales individuales durante las primeras semanas de vida.

En España, se estima que más de 298.000 terneros sufren en estas condiciones cada año.

Estas cifras no incluyen terneros nacidos en países para los cuales no se dispone de datos sobre los sistemas de cría. Una encuesta aparte encontró que el 96,7% de los terneros se alojaban individualmente en granjas checas.

En el caso de Polonia no hay cifras precisas, pero una encuesta sobre la mortalidad de terneros en siete granjas en el sur de Polonia informó que las granjas más grandes alojaban terneros individualmente. También señaló que la mortalidad aumentó con el aumento del tamaño del rebaño. El estudio sugirió que la intensificación de la producción lechera conduce a una alta concentración de animales en un área pequeña que favorece la propagación de enfermedades, especialmente en terneros pequeños. 

Nuestra propia investigación encontró habitáculos individuales en cada una de las cinco fincas visitadas. Esto sugiere que una alta proporción de los aproximadamente dos millones de terneros lecheros nacidos en Polonia cada año probablemente se alojarán individualmente.

Infracciones de la ley

1. Se permite que los terneros se mantengan en corrales individuales hasta la edad de 8 semanas, después de lo cual se deben poner en grupos:
En una granja (nº 2 en las notas del investigador), varios terneros unos de 3-4 meses se encontraron aún en corrales individuales en contra de los que establece  la Directiva de Terneros (Directiva 91/629/CEE, del Consejo, de 19 de noviembre, relativa a las normas mínimas para la protección de terneros).

Artículo 3 (a). “No se mantendrá encerrado a ningún ternero de más deocho semanas de edad en recintos individuales, a menosque un veterinario haya certificado que su salud o comportamiento requiere que se le aísle para que pueda recibir un tratamiento…”

Cuando los terneros se mantienen en corrales individuales, la Directiva exige que puedan verse y tocarse entre sí.

En otra granja (la nº 4 en las notas del investigador), los terneros se transfirieron poco después del nacimiento a rediles de madera cerrados, sin posibilidad de verse o tocarse entre ellos. Después de dos días, fueron trasladados a corrales donde se pueden ver, pero probablemente no se toquen entre sí. Esto es una infracción de la Directiva que establece:
Artículo 3 a).- “Ningún alojamiento individual para terneros (con excepción de aquellos en que se aísle a los animales enfermos) deberá disponer de muros sólidos, sino de tabiques perforados que permitan un contacto visual y táctil directo entre los terneros;”

2. También en la misma granja, el investigador observó un ternero macho con un hombro dislocado y una cojera significativa. Se le informó que no era económicamente rentable tratar al ternero, porque pronto se vendería para la carne.

Cabe señalar que es un requisito legal para tratar a los animales lesionados. La Directiva establece:
«Cualquier becerro que parezca estar enfermo o lesionado debe ser tratado adecuadamente sin demora y se debe obtener asesoramiento veterinario lo antes posible para cualquier becerro que no esté respondiendo a la atención del cuidador de ganado».

Otros ejemplos de falta de bienestar


1. El hambre
. En una de las granjas (La nº 1 en el informe del investigador) se informó que los terneros fueron alimentados con leche diluida. Las imágenes de video de esta granja muestran evidencias de terneros hambrientos, incluidos los intentos repetidos de mamar a una tetina unida a un cubo vacío.
La legislación de la UE exige que los animales se alimenten al menos dos veces al día, mientras que los terneros se alimentan naturalmente de su madre seis o más veces. La reducción de la frecuencia de alimentación, especialmente si se combina con una cantidad reducida, provoca que los terneros sufran de hambre crónica.

2. Higiene deficiente. Algunos habitáculos estaban cubiertos de heces.

3. El frío. En la quinta granja que se visitó, estaba nevado, pero se había separado a los terneros de sus madres y cada uno estaba solo en su corral sin posibilidad de juntarse para darse calor.

Se estima que el 60% de los terneros en UE – más de 12 millones al año – se crían en condiciones similares a las de las granjas polacas.

En la industria lechera se separa a los terneros de sus madres a la pocas horas de nacer  para conseguir una cantidad máxima de leche para el consumo humano. Por naturaleza, los terneros maman durante más un año y mantienen un fuerte vínculo con sus madres durante varios años. Separar a los terneros de sus madres supone para ambos mucha angustia y repercute a largo plazo sobre el desarrollo físico y social de los terneros.

Las vacas lecheras son inseminadas artificialmente para que gesten un ternero al año, y produzcan leche durante 10 meses al año.  Habitualmente se inseminan a los 3 meses de parir.

Se mantienen a los terneros en jaulas porque se consideran un excedente de la industria lechera. Muchas hembras se crían para reemplazar a las madres y los machos para carne.

A continuación se puede visionar el video

Fuente de información

España reforzará el bienestar del transporte de animales a Turquía

15 julio

El ministro de Agricultura, Luis Planas, ha adelantado durante una reunión del Consejo Europeo que reforzarán los controles de transporte por carretera de animales vivos a Turquía debido a las altas temperaturas del verano

Este lunes 15 de julio ha tenido lugar la primera reunión centrada en Agricultura y Pesca del nuevo Consejo de la Unión Europea presidido por Finlandia, que ha abordado temas relacionados con la salud animal como el bienestar en el transporte por las altas temperaturas del verano y las acciones tomadas por la Comisión en relación a la peste porcina africana (PPA).

Durante la reunión han participado 18 países, entre ellos España, que ha estado representada por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) en funciones, Luis Planas, que ha recordado que este problema concierne tanto a los ganaderos, como a los transportistas y a otros operadores, así como a las autoridades competentes.

En este último punto, Planas ha recordado que recientemente, como en veranos anteriores, su Ministerio ha puesto en marcha un plan de acción del 1 de julio al 15 de septiembre para asegurar el cumplimiento de la normativa comunitaria vigente y controlar la temperatura en el transporte por carretera.

Además, ha adelantado que tienen pensado tomar medidas adicionales en los viajes por carretera con destino a Turquía, que cuenta con una “problemática particular”. Sobre este asunto, la Comisión, que ha presentado su posición de manos del comisario de Salud y Seguridad Alimentaria Vytenis Andriukaitis, ha apuntado que  las exportaciones de animales vivos a Turquía causan un “sufrimiento innecesario” a los animales, ya que los procedimientos en el lado turco de la frontera búlgaro-turca (Käpikule) son lentos y no hay instalaciones para albergar a los animales.

La Comisión ha criticado también que todos los veranos, muchos animales son transportados a largas distancias con temperaturas superiores a 30 grados, el máximo permitido por el Reglamento sobre la protección de los animales durante el transporte.

La Comisión ha recordado también que el año pasado escribió a todos los ministros de los países miembro llamando su atención sobre este tema y ha destacado que, aunque hubo mejoras en la planificación de las exportaciones, el transporte de animales todavía se realizó con temperaturas por encima del Reglamento.

Sobre este asunto, Andriukaitis ha celebrado durante su intervención que algunos países prohibieron el transporte de animales durante los días de mayor calor tras la llegada de esa carta, aunque también advirtió que otros “no están haciendo lo necesario”.

“El año pasado, en julio y agosto, 533 camiones con ganado vacuno y ovino cruzaron la frontera turca con temperaturas superiores a los 30 grados”, ha apuntado Andriukaitis, que ha señalado que desde 15 Estados miembros diferentes se realizaron viajes en condiciones que “simplemente no eran aceptables”.

ABORDANDO EL BIENESTAR EN LOS PUERTOS

Asimismo, la Comisión destaca que el año pasado el Parlamento Europeo puso de manifiesto los principales problemas de bienestar animal también en los puertos mediterráneos. Estos incidentes, confirmados por las misiones de auditoría realizadas por la Comisión, indican que la fuente del problema es una planificación inadecuada que genera que se acumulen demasiados animales.

Y es que señalan que las instalaciones en ciertos puertos siguen siendo inadecuadas para un número tan grande de animales, en algunas ocasiones hasta 5.000 cabezas pueden ser transportadas en un solo viaje en barco.

“De nuevo, esto no es aceptable. Tiene que parar. No se puede tratar a los animales así. Actuemos como seres humanos y respetemos los requisitos del Tratado de Lisboa y nuestra legislación sobre bienestar animal o paremos por completo las exportaciones de animales vivos”, ha manifestado.

Por todo esto, la Comisión ha adelantado que continuará supervisando la implementación de las normas de bienestar animal y trabajará junto con los Estados miembro y las partes interesadas para evitar cualquier sufrimiento animal innecesario este verano.

A este respecto, la Comisión ha instado nuevamente a  todos los ministros a que renueven sus esfuerzos “a todos los niveles” para garantizar el cumplimiento de las disposiciones del Reglamento sobre la protección de los animales durante el transporte.

También ha instado al resto de las partes, especialmente las empresas encargadas del transporte, a que cumplan con las condiciones y aseguren una planificación adecuada de los viajes de los animales. Esto significa que no se deben realizar transportes de larga distancia si se prevé que las temperaturas superen los 30 grados.

Fuente de información: Animal’s Health

Leer noticia

Vivir y morir en el criadero de Europa

9 julio

Ojos desencajados, posturas imposibles, hacinamiento extremo, convulsiones. El término “inhumano” cobra nuevas dimensiones en las instalaciones de la boyante industria animal que está convirtiendo la que era la huerta de Europa en un establo de gigantescas dimensiones. España ya produce el triple de carne de la que consume y sólo en 2018 la producción ganadera creció un 5%. ¿Cómo se engordan, transportan y sacrifican la inmensa mayoría de los más de 850 millones de animales que cada año pasan por los mataderos de la industria cárnica?

“Las descargas eléctricas, los disparos de bala cautiva o los baños de agua electrificada, por brutales que parezcan, son procedimientos estandarizados que forman parte de la actividad regular de cualquier matadero”. Así se expresa Aitor Garmendia, pseudónimo del autor del documental Tras los Muros y que ha logrado acceder a 16 de estas instalaciones para mostrar la crueldad que se esconde tras la matanza de vacas, cerdos, corderos, pollos y conejos. Sus fotos y vídeos reflejan prácticas tan espeluznantes como la quema de un cerdo vivo con soplete o el degüello de animales conscientes, prácticas prohibidas por las leyes de protección animal. “El incumplimiento de la normativa es más habitual de lo que nos hacen creer”, prosigue.

Lo corrobora Alfonso Senovilla, miembro de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (AVATMA): “Es relativamente frecuente el incumplimiento de la legislación con utensilios que provocan descargas eléctricas y que en muchas ocasiones se aplican en zonas no autorizadas como la cara, vulva o testículos para provocar un movimiento más rápido a los animales que son acarreados”. Otra ilegalidad frecuente, según el veterinario, es castrar a cerdos y cerdas ibéricas sin anestesia o analgesia.

Y aún así, ¿es suficiente con respetar escrupulosamente las leyes de bienestar animal? Senovilla cree que no. “La ley permite que un cerdo de más de 100 kilos disponga únicamente de un espacio de 0,65 m2. O que una gallina ponedora dentro de una jaula tenga un espacio equivalente al tamaño de un folio. O que una cerda de reproducción esté durante 20 semanas al año encerrada en una jaula en la que ni siquiera puede darse la vuelta”, explica.

Por otro lado, la acuicultura atrae menos miradas pero presenta cifras impresionantes en España, el mayor productor de la UE. En 2017 se generaron 342.453 toneladas de pescado destinado a fines comerciales, según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. A finales de 2018 una investigación de la ONG italiana Essere Animalipublicó imágenes de varias piscifactorías que mostraban cómo los peces engordan y viven en tanques que llegan a hacinar hasta 300.000 ejemplares. Muchos mueren aplastados, pero no es solo la falta de espacio: cientos son guardados vivos en hielo, atados con una cuerda desde las branquias a la cola o desovados vivos.

La concienciación ciudadana aumenta desde sonadas investigaciones pioneras. Entre ellas, las denuncias contra el sistema de cría y engorde de patos y ocas para la producción de foie, basada en la alimentación forzada mediante tubos para hipertrofiar sus hígados. Buena parte de Europa ha abolido este producto y es noticia por su reciente prohibición en el Estado de California. Otro ejemplo paradigmático es la caza indiscriminada de ballenas, que en el caso de las Islas Feroe se realiza con sierras o cuchillos como fiesta popular y en la que se llegan a sacar los ojos a los cetáceos o se sierran sus mandíbulas.

El problema, en muchas ocasiones, es la masificación. La hacinación de animales para un mayor beneficio económico. Es la economía de escala. Garmendia apunta que algunas plantas cárnicas procesan hasta 10.000 pollos por hora o 10.000 cerdos al día. “No es posible atender a cada uno de ellos, asegurarse de si han sido debidamente descargados, si han llegado enfermos o correctamente aturdidos y degollados. Cualquiera que haya trabajado en un matadero lo sabe”. Para el autor de Tras los Muros, de hecho, buena parte de lo que se conoce como “bienestar animal” no es sino “un fraude” al que recurre la industria para apaciguar la creciente preocupación de los consumidores por el modo en que viven y mueren los animales que llegan a su mesa. “Solo se implementa en la medida en que no incide significativamente en la producción y acaba sirviendo únicamente para edulcorar la imagen de la industria”, dice.

Para el colectivo antiespecista vasco NOR, esas normativas también son “tranquilizadores de conciencia”. “Aunque a corto plazo pueden tener un beneficio (cuestionable visto cómo funcionan), a la larga son parches en un sistema que utiliza a los animales cual objetos”, critica la portavoz, Maialen Sagüés. Garmendia pone un ejemplo: “Es legal aplicar una descarga eléctrica a un animal si éste es destinado a la producción cárnica, pero ese mismo acto puede llevarnos a los tribunales si convive con nosotros”. Por eso entiende que “el marco ideológico bajo el que opera el bienestar animal es contradictorio y no casual”, y subraya que a finales de los setenta se crearon en Gran Bretaña los estándares de bienestar que hoy influyen en las legislaciones de todo el mundo. “Desde su origen quedaron supeditados a los intereses de la industria ganadera”, denuncia.

Para el fotógrafo, quienes exigen que se cumplan las medidas de bienestar animal “deberían primero leerlas». Estoy seguro que muchos se alarmarían. ¿Sabe la gente que es legal triturar pollos recién nacidos vivos?, ¿estampar animales contra objetos?, ¿sumergir la cabeza de pollos en baños de agua electrificada? Todo esto lo ampara la ley. Cuando se exige que se apliquen las medidas de bienestar animal, se está exigiendo que se realicen estas prácticas”, denuncia.

El proceso más polémico, conforme se han publicado investigaciones e imágenes de lo que ocurre dentro de los mataderos, es el aturdimiento. Son técnicas para que el animal pierda el conocimiento y evitar que sufra mientras es sacrificado y se desangra, como exige la legislación europea. “La industria cárnica asegura que con estos métodos los animales no sufren, pero saben que en sus mataderos, debido a diversas causas, la realidad es otra”, critica el fotógrafo.

“Acertar un disparo sobre la cabeza de una vaca asustada que pesa cerca de media tonelada y que se resiste a morir o colocar dos electrodos en ambos lados de la cabeza de un cerdo mientras resbala agitado sobre un suelo bañado de sangre, no son tareas fáciles”. Garmendia asegura que en algunos mataderos se incumple la normativa en presencia del veterinario y denuncia haber visitado dos mataderos de corderos donde los animales, directamente, no eran aturdidos. “En otro se me prohibió el acceso a esa zona específica y en un tercero se me confesó que la razón por la que se aturdía a los animales era la presencia de una cámara”, prosigue.

Además, hay excepciones legales, permitidas por las tradiciones de parte de las comunidades musulmanas y judías, que exigen que el animal llegue al sacrificio con plenas facultades. Consideran el aturdimiento como señal de enfermedad que invalida el sacrificio, según los ritos musulmán halal y judío kosher. La exportación a países que demandan estos productos ha hecho que este tipo de sacrificios se expanda en España. Antonio de Diego es responsable de comunicación del Instituto Halal y explica a este diario que actualmente hay 86 mataderos certificados. En 2010 eran 28. Aunque apunta que el consumo nacional de productos halal está en alza y reconoce que son las exportaciones las que tiran del sector.

El organismo defiende que la mayoría de las normas, “tanto en el plano técnico como en el religioso, permiten el aturdimiento reversible”, es decir, aquel que no provoca la muerte del animal. “Es anecdótico este tema, la gente quiere calidad y los empresarios que sus productos cumplan con los estándares más altos para satisfacer al cliente. Los países que más compran a España son Argelia y los países del Golfo”, explica.

En 2017 AVATMA redactó un informe sobre la matanza de animales sin aturdimiento previo en el que denunciaba estas excepciones a la ley europea por motivos religiosos pero también “no lo olvidemos, por el sacrificio de bovinos de lidia en plazas de toros por tradición cultural”. Quien puntualiza es la veterinaria Virginia Iniesta, coautora de aquel informe y que resume a Público la visión del colectivo: “El bienestar y la protección de los animales deberían estar siempre por encima de cualquier consideración de carácter cultural, artístico o económico y las tradiciones religiosas deberían conciliarse con el bienestar animal de manera que los animales no sufran”.

Aunque la UE sigue contemplando esas excepciones, varios países ya las han prohibido y la experta recuerda que existen instalaciones en España adaptadas para realizar sacrificios por el rito halal con sistemas de aturdimiento, como el Matadero Central de Asturias.

Por otro lado, el colectivo NOR critica que “las campañas contra la industria halal tienen grandes sesgos racistas y xenófobos: En una  sociedad occidentalista y racista como la nuestra se promueven ideas como que los occidentales ‘somos más humanitarios’. Desde nuestra blanquitud, tenemos bastante que revisar en nosotras mismas todavía”, expresa Maialén Sagüés.

Para este colectivo, que también ha llevado a cabo investigaciones sobre las condiciones de los animales en mataderos de Euskadi y en colaboración con Garmendia, “no hay forma ética o ‘humana’ de matar y por tanto no entramos a valorar qué procedimiento es preferible”.

La veterinaria de AVATMA, por su parte, ve preocupante el aumento de sacrificio sin aturdido previo por simple interés industrial: “La normativa actual no obliga a informar del modo de sacrificio en la etiqueta de los productos cárnicos y la carne de animales no aturdidos puede llegar al resto de consumidores sin que lo conozcan”, denuncia Iniesta.

La huella imborrable de millones de animales

La búsqueda de alternativas al modelo de macrogranjas está íntimamente ligada a las consecuencias medioambientales y sociales de explotaciones que se han expandido vertiginosamente por vastas zonas de la Península. “Es lo que llamamos modelo integrado, donde ganaderos o trabajadores no son los propietarios ni toman decisiones respecto a los animales: las grandes empresas cárnicas suministran el pienso, los antibióticos, los veterinarios, se fija un precio y ese ganadero vende los lechones ya criados, son granjas de engorde”, explica Blanca Ruibal, coordinadora de Agricultura y Alimentación en Amigos de la Tierra.

En un sector que exporta dos tercios de lo que produce y en el que cada vez son más protagonistas los grandes animales (cabaña porcina y bovina), “la lógica es que aquí se quedan los impactos, la contaminación del agua, del suelo, los malos olores, los polígonos de macrogranjas en los pueblos, la carne se va fundamentalmente a China y el beneficio se lo quedan unas cuantas empresas”. También tumba la idea de que producen riqueza: “En una macrogranja de 2.000 cerdos se saca un sueldo para una persona, escaso y trabajando de sol a sol”, denuncia.

La experta critica que se trata de un modelo “totalmente desconectado del ecosistema en el que está y requiere muchísima agua en lugares en los que además hay escasez”. Cree que en un momento de emergencia por el cambio climático, el sistema agroalimentario no se está planteando “cambios profundos” y recuerda que aquí no hay alimentos suficientes para estos cerdos, sino que “se importan ingentes cantidades de soja de Brasil, Paraguay, Uruguay, con todo lo que conlleva ese transporte y lo que sabemos del monocultivo de soja para la deforestación y la expulsión de comunidades”.

No obstante, para la activista, hay esperanza toda vez que “a la industria no le están saliendo los planes tan bien como esperaba: Esta idea de ir a pueblos pequeños, vacíos, en los que no queda casi nadie y poner la granja sin que nadie diga nada… La realidad es que se han encontrado con una enorme resistencia por parte de vecinos y vecinas”.

Para buena parte de las voces consultadas la base está en la conciencia ciudadana pero requiere posiciones políticas. Ruibal cree que un Gobierno que se defina ecologista tiene que mirar más allá de la energía y la movilidad, temas clásicamente asociados al cambio climático. “Es fundamental que se pongan los ojos en el sistema alimentario, fuente de emisiones de gases invernadero, de destrucción del suelo, de un gasto excesivo de agua. Es una tarea que queda por hacer”, asegura Ruibal.

Fuente de información: Público

Leer noticia

‘No te comas el planeta’, Ecomarcha de Ecologistas entre Huesca y Navarra

4 Julio 2019

No te comas el planeta es el lema de la 9ª Ecomarcha, la marcha en bicicleta que ha organizado Ecologistas en Acción y que dará comienzo este viernes en la localidad de Fraga (Huesca), con el fin de poner en cuestión el modelo de producción de alimentos basado en la agricultura y ganadería industriales.

La Ecomarcha hará un recorrido por buena parte de la provincia haciendo hincapié en los problemas socioambientales de la zona como son la contaminación de las aguas, autopista de alta tensión, problemas de inundabilidad, así como otras consecuencias derivadas de la agricultura y ganadería industriales y del turismo desaforado.

El pelotón también visitará a las plataformas que luchan contra las macrogranjas y macromataderos de la zona, como Loporzano o Binéfar. De esta manera se sumarán a la crítica a un modelo ganadero que, además de ser dañino para el bienestar animal, provoca graves problemas de contaminación.

Fuente de información: EfeVerde

Leer noticia

Prohibida la apertura y ampliación de granjas en más de 60 municipios durante dos años

La Generalitat establece una moratoria en las poblaciones con mayor carga ganadera

3 Julio 2019

La sobrecarga ganadera en algunos puntos del territorio catalán es tan alta que la Generalitat se ha visto obligada a poner límites al crecimiento del sector en determinados puntos durante, al menos, dos años. El objetivo es tratar de mejorar la calidad de la tierra y de las aguas subterráneas, que se ven afectadas por la gran cantidad de purines y excrementos de animales.

La moratoria afectará a 66 municipios, en los cuales no se podrá abrir ninguna granja nueva ni tampoco ampliar el ganado en las explotaciones que ya están en marcha. Las poblaciones afectadas se concentran en las comarcas de OsonaBerguedà y el Pla d’Urgell.

Los municipios incluidos en la moratoria son aquellos que registran un índice de carga ganadera (ICG) superior al 1,2. Este indicador resulta de dividir el nitrogeno que generan los excrementos de las explotaciones ganaderas de un municipio y los colindantes entre el nitrogeno admisible en las tierras fertilizables de esas mismas localidades. En la zona afectada por la moratoria se considera que hay más residuos procedentes de las explotaciones ganaderas de lo que puede absorber la tierra como fertilizante.

La prohibición de nuevas granjas en las zonas más sobrecargadas forma parte de un decreto de gestión de la fertilización del suelo y de las deyecciones ganaderas aprobado hoy en el Consell Executiu del Govern. El incumplimiento de las nuevas condiciones marcadas por la Generalitat comportará multas de entre 3.000 y 15.000 euros.

El decreto también establece limitaciones para aquellas granjas situadas en zonas con un índice de carga ganadera entre 0,8 y 1,2. En estos casos pueden ampliar ganado siempre y cuando exporten los excrementos producidos fuera de las áreas consideradas como zonas vulnerables.

El objetivo de la nueva normativa es tener un mayor control de los residuos generados por las explotaciones ganaderas y, de esta manera, mejorar la calidad de la tierra y de las aguas subterráneas, que actualmente registran unos niveles insalubres de nitratos.

A su vez, se busca potenciar la valorización de los excrementos animales como un recurso dentro del esquema de bioeconomía circular, con el aprovechamiento sobre el terreno cuando se preste y con la exportación cuando haya excedentes de nutrientes. Para ello, el sector, que ha participado en el desarrollo de la nueva norma, tendrá que invertir en nueva maquinaria y procesos de tratamiento de las deyecciones de las explotaciones ganaderas.

Fuente de información: La Vanguardia

Leer noticia

Bienestar Animal: un sello para garantizar que los animales de granja están bien tratados

1 julio 2019

Científicos expertos en bienestar animal de Europa consideran que se debería de valorar más al animal, en lugar de mirar únicamente las instalaciones y su manipulación.

En Catalunya hay aproximadamente unas 21.000 explotaciones ganaderas, y en las inspecciones que se realizan se tiene en cuenta, por ejemplo, si los animales tienen libertad de movimientos. En el año 2018 se hicieron 522 controles de bienestar animal, hecho que supone sólo el 3% de todas las granjas catalanas. Casi todas aprobaron.

Joaquim Porcar Coderch, jefe del Servicio de Coordinación Territorial en Lleida del Departament d’Agricultura de la Generalitat, explica que, en las inspecciones, se tiene en consideración «todo tipo de aspectos en la manipulación de los animales», desde aspectos restrictivos, medidas, higiene, aspectos de alimentación, etc.

Siguiendo este criterio, el Institut de Recerca de Tecnologies Agroalimentàries (IRTA) estudian que condiciones son las mejores en una granja de vacas lecheras de Monells (Baix Empordà).

La finalidad es crear un sello de Bienestar Animal para que el consumidor pueda saber que la leche, los huevos o la carne se han producido siguiendo unos estándar que van más lejos de la ley y que tienen en consideración, por exemplo, que los animales tengan libertad de movimientos o espacios diferenciados para descansar y para poder caminar.

Las inspecciones hechas a las granjas que se adhieren al sello se hacen observando a los animales durante un mínimo de 5 horas. Por ejemplo: ver que se interrelacionen correctamente, o que no tengan miedo a las personas. Los resultados son espectaculares: en el caso de las vacas, como mejor están, más leche producen.

Unas 200 entitades ambientalistas han solicitado al Parlamento Europo que se terminen las jaulas en las granjas. Es el movimiento «End the Cage Age» («Fin de la Era de las Jaulas») y ya han podido conseguir su objectivo: un millón de firmas para forzar que la ley europea tenga en consideración el bienestar animal y no haya hacinamiento.

Fuente de información: Noticias TV3

Leer noticia