Ni un porc més (Ni un cerdo más)

Entidades animalistas y ecologistas exigimos una Moratoria Inmediata en el otorgamiento de autorizaciones para la instalación o ampliación de granjas porcinas en Cataluña.

28 febrero 2020

Cataluña es la comunidad autónoma que acoge la mayor concentración de explotaciones intensivas porcinas de España, con más de 9 millones de cerdos [1]. La proliferación de nuevas explotaciones industriales y/o la ampliación de las ya existentes, está agravando un problema medioambiental, social y sanitario de gran magnitud y por ello hay que tomar medidas drásticas y urgentes al respecto:

  • Las emisiones de gases de efecto invernadero del sector agrícola en España siguen en aumento y la ganadería industrial es la gran responsable. Esta produce el 67% de las emisiones del sector. Las actividades ganaderas aumentaron un 1,4% sus emisiones en 2018 debido, fundamentalmente, a la gestión de los purines (+ 2,6%) [2]. El sector porcino en particular es el responsable del 22% de todas las emisiones de la ganadería en España [3]. Ante la situación de emergencia climática en la que vivimos es urgente frenar y reducir las emisiones provenientes de la ganadería y, en el caso de Cataluña, del sector porcino.
  • Las deyecciones ganaderas, principalmente de la industria porcina, son una gran fuente de contaminación del agua y afectan a un 33,8% de la superficie total de Cataluña. Los nitratos superan el límite legal permitido y perjudican a 422 poblaciones, es decir, al 45% de todos los municipios catalanes [4]. Además, estos residuos, con un alto índice de nitratos, producen alteraciones graves en la sangre y están relacionados con diferentes formas de cáncer. Este problema ha desencadenado que se decretara una moratoria a 66 municipios [5] y que la Comisión Europea abriera en 2018 un procedimiento de infracción a España por incumplimiento de la Directiva de Nitratos [6].
  • La industria porcina también es una de las principales responsables de la contaminación del suelo consecuencia del uso desmesurado de los purines como fertilizantes agrícolas, produciendo un exceso de fósforo, potasio y otros minerales pesados. Esto supone un enorme impacto en la degradación del hábitat, que afecta a un gran número y tipo de especies y, consecuentemente, a sus procesos ecológicos.
  • Los purines son una de las principales fuentes emisoras de amoníaco en Cataluña. Este gas es altamente contaminante por su capacidad de acidificación cuando reacciona con un medio acuoso, con graves consecuencias para la calidad del suelo y del agua, afectando los sistemas acuáticos de ríos y lagos, y produciendo daños en bosques y cultivos. Además, no existe una gestión óptima para neutralizar el óxido nitroso, gas de efecto invernadero 298 veces más potente que el CO2, emitido por el amoníaco durante su oxidación [7]. España, incluyendo Cataluña, lleva incumpliendo el límite de emisiones de amoníaco desde que se estableció en el 2010 y esto ha derivado en la apertura de un procedimiento de infracción por parte de la Comisión Europea en noviembre de 2018 [8].
  • La ciencia confirma que también los animales considerados «de producción» o «de granja” sienten y tienen capacidades cognitivas, personalidad propia y diferentes formas de conciencia [9]. La ganadería industrial amontona a los animales durante toda su vida y los expone a situaciones y prácticas muy perjudiciales, comprometiendo así su estado físico y psicológico y, por tanto, su bienestar.
  • La situación de hacinamiento permanente de los animales, con todo lo que conlleva, favorece la proliferación de enfermedades y, para paliarlas, se hace un uso excesivo de antibióticos [10]. Un hecho que supone un grave problema de salud pública porque debilita nuestro sistema inmunológico. Además, España es el país de la UE que más antimicrobianos utiliza la ganadería [11]. 
  • Los sistemas de producción alimentaria actuales no aseguran alimentos totalmente saludables para la ciudadanía. Cataluña necesita un modelo que garantice la soberanía y la justicia alimentaria.
  • la ganadería intensiva de cerdo depende totalmente de la importación de soja. En muchos casos ésta es transgénica y conlleva un elevado uso de plaguicidas, como el glifosato. La mayor parte del grano importado proviene de la deforestación para la creación de campos de cultivo en otros continentes, como sucede en la Amazonia, en América Latina.

Aunque la Administración Pública tuvo conocimiento de la gravedad del problema a través de la publicación del informe del Síndic de Greuges en diciembre de 2016 y es consciente de los datos mencionados anteriormente, sigue perpetuando una gestión nefasta del territorio catalán. Esta situación no puede continuar y se debe frenar de golpe la expansión del sector.

Es por ello que diferentes entidades de protección de los animales y del medioambiente exigimos que se ponga en marcha una Moratoria inmediata en el otorgamiento de autorizaciones para la instalación de nuevas granjas porcinas o ampliaciones de las existentes. Son muchas ya las zonas vulnerables por contaminación y, si las medidas no se aplican rápidamente, Cataluña podría entrar en colapso medioambiental. Un camino sin retorno.

Entidades que firman este manifiesto:

  • ADDA
  • ANIMANATURALIS
  • ASSOCIACIÓ ANIMALISTA LIBERA!
  • ASSOCIACIÓ DE NATURALISTES DE GIRONA
  • CAMPAÑA MACROGRANJAS NO
  • COORDINADORA ESTATAL STOP GANADERÍA INDUSTRIAL
  • DEPANA – LLIGA PER A LA DEFENSA DEL PATRIMONI NATURAL
  • ECOLOGISTES EN ACCIÓ
  • FAADA
  • FUNDACIÓ FAUNA
  • FUNDACIÓN FRANZ WEBER
  • FUNDACIÓN SANTUARIO GAIA
  • GREENPEACE
  • GRUP DE DEFENSA DEL TER
  • JUSTÍCIA ALIMENTÀRIA
  • LIMNOS – ASSOCIACIÓ DE DEFENSA DEL PATRIMONI NATURAL DEL PLA DE L’ESTANY
  • MÓN LA BASSA – HOGAR ANIMAL
  • PROVEG

1 Departament d’Agricultura, Ramaderia i Pesca (2019). Relació d’explotacions ramaderes a 04/11/2019. Recuperat [21/02/2020] de: http://agricultura.gencat.cat/ca/serveis/registres-oficials/ramaderia-sanitat-animal/registre-explotacions-ramaderes/

2 Ministerio para la Transición Ecológica (2019). Últimas noticias. Recuperat [24/02/2020] de: https://www.miteco.gob.es/es/prensa/ultimas-noticias/las-emisiones-de-co2-disminuyen-en-espa%C3%B1a-un-22-en-2018-con-respecto-al-a%C3%B1o-anterior/tcm:30-497589

3 Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (2019). Documento de partida subgrupo de trabajo del objetivo específico 4. “Contribuir a la atenuación del cambio climático y a la adaptación a sus efectos, así como a la energía sostenible”. Recuperat [24/02/2020] de: https://www.mapa.gob.es/es/pac/post-2020/200207_oe4documentodepartidav4_tcm30-520397.pdf

4 Agència Catalana de l’Aigua (2019). Fitxes resum de l’evolució de les concentracions de nitrats a les zones vulnerables de Catalunya (abril 2019). Recuperat [21/02/2020] de: http://aca.gencat.cat/web/.content/20_Aigua/04_estat_del_medi_hidric/04_zones_vulnerables_nitrats/02_Fitxes_Zones_Vulnerables.pdf

5 Bundó, M. (2019). Un total de 66 municipios catalanes no podrán ampliar sus granjas ni adquirir más ganado en dos años, EuropaPress. https://www.europapress.es/catalunya/noticia-total-66-municipios-catalanes-no-podran-ampliar-granjas-adquirir-mas-ganado-dos-anos-20190703144854.html

6 Comisión Europea. Paquete de procedimientos de infracción de noviembre: principales decisiones (2018). Recuperat [24/02/2020] de: https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/MEMO_18_6247

7 Greenpeace. España supera el techo de emisiones de amoniaco permitido por la UE, sobre todo debido a la ganadería industrial (2019). https://es.greenpeace.org/es/sala-de-prensa/comunicados/espana-supera-el-techo-de-emisiones-de-amoniaco-permitido-por-la-ue-sobre-todo-debido-a-la-ganaderia-industrial/

8 Comisión Europea. Revisión de la aplicación de la política medioambiental. Recuperat [24/02/2020] de: https://ec.europa.eu/environment/eir/pdf/report_es_es.pdf

9 Le Neindre, P. et al. (2017) ‘Animal Consciousness’, EFSA Supporting Publications, 14.

10 Organització Mundial de la Salut. Dejemos de administrar antibióticos a animales sanos para prevenir la propagación de la resistencia a los antimicrobianos (2019). https://www.who.int/es/news-room/detail/07-11-2017-stop-using-antibiotics-in-healthy-animals-to-prevent-the-spread-of-antibiotic-resistance

11 Garrido, G. (2019). Espanya lidera l’ús d’antibiòtics en animals destinats al consum humà, ARA: https://www.ara.cat/societat/Espanya-lidera-antibiotics-animals-destinats_0_2221577875.html

¿Tienen que pagar las grandes explotaciones ganaderas el canon del agua?

El gobierno catalán reclamará el gravamen por el uso del agua a las grandes explotaciones ganaderas, y prevé iniciar la implantación paulatina en las 886 granjas de mayor tamaño.

26 febrero 2020

¿Tienen que pagar los ganaderos el canon del agua? La pregunta es pertinente porque, al fin y al cabo, esta tasa ya la pagan (y desde hace años) los usuarios domésticos, los comercios o las industrias en Catalunya.

El Govern ha recogido en el proyecto de ley de medidas que acompañan a los presupuestos la implantación progresiva del canon del agua en las granjas (cerdos, vacas…). El plan, que ha tropezado con el rechazo del sector agroganadero, persigue instaurar esta tasa este mismo año empezando por las grandes explotaciones; concretamente, por las 886 de mayor tamaño (sujetas al sistema de autorización).

La Agència de Catalana de l’Aigua (ACA) prevé recaudar unos 425.000 euros en el 2022, si bien a partir de esa fecha pagarían todas las explotaciones ganaderas y entonces la recaudación superará los 2 millones de euros anuales.

Nuevo intento, aplicación progresiva

La Generalitat había intentado en los últimos años aplicar el canon del agua al sector ganadero; pero no tuvo éxito, al no aprobarse los presupuestos. Ahora, lo intenta de nuevo.

Su plan consiste en introducir el impuesto paulatinamente, en tres años, y de manera parcial. Es decir, no se aplicaría a la integridad del canon, sino solo a uno de sus dos componentes; concretamente, al gravamen por el uso del agua, pero no al gravamen de la carga contaminante por vertidos. “Solo planteamos que los ganaderos paguen uno de los dos componentes de la tasa”, señala Diego Moxó, director de coordinación territorial del ACA. Sería, además, una aplicación suave; los coeficientes irían aumentando hasta el 0,5 en el 2022, de manera que ese año la bonificación sería del 50%.

No pagan por carga contaminante

La Agència de l’Aigua, sin embargo, no se plantea que los granjeros paguen el gravamen por la carga contaminante, y argumenta en este punto que el sector ya está sujeto al decreto de gestión de purines del Departament d’Agricultura.Este decreto obliga a efectuar un correcto tratamiento de estos desechos; y exige a los dueños de estas instalaciones disponer de balsas de almacenamiento y de tierras agrícolas donde aplicarlos como fertilizantes. Pero ¿por qué los ganaderos no han pagado nunca el canon del agua? (una tasa cuyos ingresos son finalistas y sirve para pagar los sistemas de saneamiento y depuración de las aguas residuales).

Pero ¿por qué?

El argumento del ACA es que mientras los usuarios domésticos e industriales pagan un canon para financiar los sistemas públicos de saneamiento y de depuración, los ganaderos “casi no generan aguas residuales” y no llevan sus caudales a un sistema de saneamiento público; y, por lo tanto, “si lo hacen bien, no contaminan el medio”, arguye Moxó. Sin embargo, si en una inspección -o tras una denuncia- se demuestra que un granjero ha contaminado las aguas, se le obliga a pagar íntegramente el canon.

Rechazo de la industria ganadera

La industria agroganadera rechaza que se implante el canon de agua con el argumento de que sus explotaciones se abastecen de fuentes particulares y recursos propios. Aduce también a que han hecho grandes inversiones para mejorar la eficiencia en el consumo del agua.

“El nuevo decreto de gestión de la fertilización del suelo de los residuos ganaderos, de julio del 2019, es una de les normativas más exigentes en el ámbito mundial; mejorará la calidad de las aguas, pero supone un gran impacto económico”, dice un manifiesto firmado por un frente común de la industria agroganadera (Unió de Pagesos, JARC, Federació de Cooperatives Agràries de Catalunya, PORCAT, ANPROGAPOR, FAC, FECOC y ASOPROVAC). Diego Moxó replica a estos argumentos diciendo que quienes tienen fuentes propias (como los pozos que explotan las industrias) también pagan el canon del agua.

Vertidos continuos

Los vertidos de purines (muchas veces indiscriminados) han contaminado con nitratos las reservas subterráneas de agua en Catalunya hasta unos niveles que han convertido este asunto en uno de los problemas ambientales más grandes de Catalunya y frente al cual la Administración ha dado una respuesta prácticamente nula; al menos, en términos de eficacia. La Generalitat ha ido ampliando continuamente las zonas subterráneas contaminadas (llamadas eufemísticamente zonas vulnerables), y más de 400 municipios (el 45% de todos los municipios catalanes) superan los niveles máximos de nitratos permitidos (50 microg/litro), lo que impide usar el caudal de fuentes y manantiales. Estos residuos, y en concreto el exceso de contenido en nitratos, se relaciona con diversas enfermedades.

Zonas contaminadas

“La recuperación de las zonas contaminadas por nitratos es muy lenta; no se recuperan como las aguas superficiales que, una vez sometidas a tratamiento de depuración, se sanean muy rápidamente”, dice Moxó. Las sucesivas revisiones sobre el estado de estas aguas subterráneas ha comportado la ampliación de las zonas afectadas. No hay señales de mejora.

La situación ha adquirido tal gravedad en Catalunya, que el decreto sobre gestión de los purines (excrementos ganaderos), aprobado por el Govern hace seis meses, impide durante dos años que se implanten nuevos establecimiento ganaderos en los municipios más afectados. En breve, el Govern prepara una nueva revisión que ampliará las zonas vulnerables.

“La industria porcina es una de las principales responsables de la contaminación del suelo, dado el uso desmesurado de purines como fertilizante agrícola”, señala un manifesto firmado por una decena de entidades (Greenpeace, Ecologistas en Acción, Grup de Defensa del Ter, Adda o la Fundación Franz Weber, entre otras).

Situación en Osona

En la comarca de Osona i Lluçanés, el porcentaje de fuentes que superan el límite de potabilidad (50 mg/l de nitrato) se incrementó en el año 2018 desde un 41% al 50% (con relación al año 2’017), según los datos del Grup de Defensa del Ter.Los estudios de esta oenegé (año 2018) indicaron que de las 155 fuentes analizadas, 30 no manaban. Y respecto a la media de la concentración de nitratos los resultados indicaron un aumento del 57 al 64 mg/l de nitratatos.

Fuente de información: La Vanguardia

Leer noticia

Ya basta con los ‘usos y abusos’ de la ganadería industrial

El pasado 13 febrero el Gobierno publicó en el Boletín Oficial del Estado un nuevo Real Decreto para regular el sector porcino español.

21 febrero 2020

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/Birdlife, WWF, junto con Food & Water Action y la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial, denunciamos la falta de participación de las organizaciones ecologistas y de la población afectada por la expansión de la ganadería industrial de porcino. 
Lamentamos, además, la oportunidad perdida que supone este decreto para limitar y reordenar un sector que crece de manera exponencial.

Las organizaciones firmantes denunciamos la falta de participación social para la elaboración de este Real Decreto, en el que el Ministerio de Agricultura no ha respondido a las alegaciones presentadas por un amplio conjunto de organizaciones de la sociedad civil.

Así demandamos una moratoria a las nuevas explotaciones ganaderas industriales y la apertura de un debate social para avanzar hacia un modelo sostenible que responda a la emergencia climática.

Desde hace años las entidades mostramos nuestra preocupación por la situación descontrolada de la ganadería industrial de porcino en la geografía española, e instan al Gobierno a tomar medidas urgentes, como ya han hecho otros países, ante los problemas ocasionados por este tipo de ganadería para el mundo rural, el medio ambiente y la salud de las personas.

Así señalan los graves impactos sobre el medioambiente y la despoblación:

  • España aumentó su cabaña porcina en más de cinco millones de animales entre 2013 y 2018 y el número anual de animales sacrificados al año alcanza ya los 52,4 millones. En el mismo periodo 2013-2018, España incrementó un 60 % sus exportaciones de carne de cerdo, con especial crecimiento de las exportaciones a Asia.
  • Este crecimiento exponencial se está desarrollando a través de grandes explotaciones industriales, en un modelo de integración vertical que está sustituyendo las pequeñas y medianas explotaciones ganaderas independientes que fijan población en el medio rural.
  • El fuerte crecimiento de la cabaña ganadera porcina está imposibilitando que España cumpla los límites de emisiones de amoniaco marcados por la legislación europea. La ganadería es responsable del 67 % de las emisiones de gases de efecto invernadero del sector agrícola, que es ya el cuarto principal emisor de España. El porcino es ya responsable del 22 % de las emisiones de la ganadería en España.
  • Este modelo de ganadería industrial orientado a la exportación tiene graves impactos en la calidad del agua, con decenas de pueblos sin agua potable y contaminación de acuíferos por nitratos en las zonas de expansión de la industria porcina. Los planes hidrológicos vigentes (2021-2027) han puesto en evidencia la mala calidad de las masas de agua, en gran medida, debido a la ganadería industrial. La próxima revisión de estos planes tiene que poner las medidas que aborden este problema y que eviten el deterioro de los acuíferos y de los ríos.
  • El crecimiento exponencial de la cabaña porcina ha generado una movilización sin precedentes en el medio rural, con la creación de decenas de plataformas vecinales por todo el territorio en defensa de un mundo rural vivo, articuladas en torno a la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial.  ·

Aunque el Real Decreto trata la necesaria gestión de los residuos y los purines, no establece mecanismos de control suficientes sobre su uso como abono orgánico en relación con su impacto sobre la biodiversidad de las zonas donde se emplee.

Las tímidas medidas adoptadas en el Real Decreto para limitar las emisiones de amoniaco, mejorar la gestión de los purines y regular las explotaciones industriales no afrontan la urgente necesidad de limitar el crecimiento, reordenar el sector porcino industrial español e incluso reducir la cabaña, tal y como están haciendo otros países de la UE que se enfrentan al mismo problema.

Además, no se da respuesta a la movilización de miles de personas que se movilizan en el medio rural contra los impactos generados por esta industria. Así mismo, esta norma no aborda el impacto negativo que este tipo de explotaciones genera a la biodiversidad

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/Birdlife, WWF, junto con Food & Water Action y la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial reclamamos una moratoria a la aprobación de nuevas explotaciones ganaderas industriales, así como a la ampliación de las existentes, y la apertura de un amplio debate social que involucre a todos los actores implicados para proceder a la urgente reordenación del sector y la necesaria transición hacia un modelo de ganadería verdaderamente sostenible.

Fuente de información: Ecoticias.com

Leer noticia

El matadero “del infierno” en Francia

La asociación animalista L214 ha iniciado una campaña para cerrar esta instalación a la que acusa de prácticas crueles e ilegales.

20 febrero 2020

Por desgracia no paramos de ver imágenes de como, en algunas mataderos, sacrifican ganado sin aturdir antes a los animales, haciendo uso de prácticas salvajes y sin minimizar el sufrimiento de los animales.

El pasado mes de diciembre nos quedamos en shock por las crueles prácticas y la insalubridad de un matadero de Albacete. Hace un año otras imágenes de un matadero de Avila, donde se cortaban las patas de las vacas cuando estas eran aún conscientes, daba ganas de llorar. Ahora, nos llegan unas imágenes de gran crueldad de un matadero francés.

El matadero Sobeval en Dordoña, suroeste de Francia, es uno de los más grandes del país y sus prácticas difieren mucho de ser respetuosas con los animales. En el video, difundido por la organización francesa de defensa de los animales L214 , se puede ver sacrificios de animales sin haberlos aturdido antes, terneros vivos colgados desangrándose o tirados por el suelo luchando por su vida mientras van muriendo. El nivel de crueldad de las imágenes es tal que desde L214 han decidido dejar que el espectador elija si las quiere ver reales o con un filtro aplicado que simula dibujos.

Prácticas crueles e ilegales

Este matadero industrial produce para la empresa Sobeval, que pertenece al grupo holandés Van Drie, líder mundial en ternera. En estas instalaciones se matan 3400 terneros cada semana, a razón de 90 terneros por hora y “allí se practican todos los tipos de matanza: matanza estándar y ritual (kosher y halal)”, especifican desde L214. El matadero “mata terneros cuya carne está certificada como orgánica, de alta calidad o denominación de origen”, detalla la asociación.

A raíz de las filmaciones, realizadas durante el mes de noviembre y diciembre de 2019, L214 alerta que “en el matadero de Sobeval, hay múltiples violaciones de la ley tanto en la matanza ritual como a la matanza estándar”.

”En este moderno matadero, esperábamos que las cosas fueran mejor, pero nada en absoluto …”, señala Sébastien Arsac, portavoz de la asociación L214. En las matanzas ritual como la kosher y la halal, la asociación explica que “la mayoría de los terneros son asesinados sin aturdimiento”. Desde L214 recuerdan que “cuando hay una matanza sin aturdimiento previo, la ley requiere que los animales estén inmovilizados hasta que ya no muestren ningún signo de conciencia o sensibilidad”.
En las imágenes se puede ver como esto no se cumple, los terneros muestran signos de conciencia antes y después de ser colgados de la línea de sacrificio.
Con respecto a la matanza estándar, L214 denuncia las practicas ilegales que se realizan en las instalaciones de Dordoña. “Contrariamente a la obligación reglamentaria, en el matadero de Sobeval las cabezas de los terneros nunca se inmovilizan en el momento de su aturdimiento. Por lo tanto, se deben repetir muchos disparos mal ajustados, hiriendo a los animales y sin dejarlos inconscientes ”, explica L214.

Las imágenes muestran animales que recuperan la conciencia en el momento de su sangrado. Eso provoca que los terneros agonicen conscientes durante varios minutos. ”La matanza sin aturdimiento debe ser detenida. Allí las carencias y los fallos, que no dejan de suceder, causan un sufrimiento sin nombre a los animales. Hay una necesidad urgente de cerrar este matadero y, más allá de eso, cuestionar la legitimidad de continuar sacrificando animales innecesariamente “, explica Arsac.

Ante tal situación, L214 ha decidido “presentar una queja ante el fiscal de Périgueux por crueldad hacia los animales y solicita el cierre de emergencia del matadero, que presenta serios problemas estructurales y prácticas de matanza en gran parte deficientes” . La asociación también ha escrito a Didier Guillaume, Ministro de Agricultura, y espera “una respuesta rápida y apropiada”. También han habilitado en su página web un formulario para firmar la petición para requerir el cierre del matadero de Sobeval.

Fuente de información: La Vanguardia

Atención: las imágenes publicadas no son aconsejables para personas sensibles.

Leer noticia

La Asamblea insta al Gobierno a que apruebe la instalación de cámaras en los mataderos

Todos los partidos políticos, excepto Vox, votan a favor de la proposición no de ley

21 febrero 2020

El primer paso para la instalación de cámaras en los mataderos madrileños ya se ha dado. Todos los partidos políticos, excepto Vox, votaron este jueves a favor de una Proposición No de Ley (PNL) para que se implante esta medida como complemento a la función de control de los servicios veterinarios oficiales y se cumpla, de esta manera, la normativa de bienestar animal y seguridad alimentaria. El siguiente paso será que la Consejería de Sanidad presente un proyecto de ley.

La ONG Equalia —detrás de los vídeos de dos mataderos de la Comunidad de Madrid en los que denunciaban un trato vejatorio con los animales antes de ser sacrificados y el incumplimiento de la normativa vigente— celebra este éxito político que, en principio, es una declaración de intenciones, ya que una proposición de ley no es de obligado cumplimiento.

PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid presentaron la propuesta al pleno de la Asamblea, tras haberse reunido previamente con la ONG. Ciudadanos presentó una enmienda a la propuesta original para que se constituya una comisión de seguimiento entre el Consejo de Gobierno, los grupos parlamentarios y las entidades de los sectores alimentario y del bienestar animal hasta la elaboración del marco normativo. “Consideramos las alegaciones de Cs asumibles, pues además de no afectar el contenido sustancial de la propuesta, aporta a la iniciativa la plena confianza en la Consejería de Sanidad, para la iniciación y desarrollo de los trámites de elaboración de la correspondiente normativa legal para la instalación obligatoria de cámaras de videovigilancia en todos los mataderos madrileños”, dijo ayer Guillermo Moreno, director general de Equalia.

Equalia está trabajando a nivel autonómico en 12 Comunidades Autónomas. En nueve de ellas, ya se ha presentado una propuesta similar (Castilla y León, Comunidad Valenciana, La Rioja, Región de Murcia, Asturias, Castilla-La Mancha, Navarra y Canarias, a las que se suma ahora la comunidad madrileña). Esta es la tercera PNL aprobada en España, después de votarse en Navarra y La Rioja la misma iniciativa, siendo ratificada en ambas por unanimidad.

Esta medida ya existe en países como Inglaterra, Escocia e Israel.

Fuente de información: El País

Leer noticia

La Unión Europea financia la publicidad para la promoción del consumo de carne

Wakker Dier es una organización de los Países Bajos fundada en 1998 y dedicada al bienestar animal, cuyo principal objetivo es poner fin a la agricultura y ganadería industrial. Pues bien, hoy conocemos una investigación de esta organización en la que se denuncia que la Unión Europea financia la publicidad para la promoción del consumo de carne, algo que va en contra de las actuales preocupaciones sobre la salud y el medioambiente.

Desde el año 2017, la Unión Europea ha destinado unos 60 millones de euros a la publicidad relacionada con la carne, esto se debe al sistema de subsidios obsoleto e insostenible que deja a un lado los intereses relacionados con el medioambiente, los animales y la salud. La investigación de Wakker Dier pone estos datos de manifiesto y quiere que se ponga fin a unos subsidios que son contraproducentes e insostenibles para el planeta y para los seres humanos.

Recordemos que de este tema ya hemos hablado anteriormente, en 2016 diferentes organizaciones ambientalistas protestaron por la decisión de la UE de promover el consumo de carne en Europa. El entonces Comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la UE, Phil Hogan, prometía destinar 15 millones de euros a esta cuestión y anunciaba una partida presupuestaria de otros cuatro millones de euros para abrir nuevos mercados de la carne en otros países no comunitarios en 2017, de ello hablábamos en este post.

Según la organización holandesa, el pasado mes de noviembre la Comisión Europea decidió poner en marcha una campaña publicitaria en favor de la industria avícola europea, campaña de dos años de duración con un presupuesto de 4’4 millones de euros, que se inicia este año y que se desarrolla en seis países comunitarios con el fin de aumentar el consumo de carne de pollo. Pero lo mismo pasa con otros tipos de carne, cerdo, vacuno, oveja, conejo, cordero… se destinan millones de euros para poner en marcha campañas que fomenten su consumo, o para abrir nuevos mercados en terceros países.

Wakker Dier asegura que la UE invierte decenas de millones en campañas que tienen el objetivo de revertir la disminución del consumo de carne en general, de refutar las noticias relacionadas con el maltrato de los animales que se utilizan para la alimentación humana, e incluso contrarrestar las advertencias realizadas por organismos como el IARC (Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la OMS) sobre el riesgo de cáncer asociado al consumo de carne. Recordemos que en 2015 la Organización Mundial de la Salud emitió un comunicado considerando que la carne roja fresca era probablemente cancerígena y la carne roja procesada un alimento cancerígeno.

En la investigación se apunta que la Unión Europea destina unos 200 millones de euros anuales a la promoción de los productos agrícolas y ganaderos, y en los últimos tres años ha destinado 60 millones de euros en 21 campañas relacionadas con la producción y comercialización de carne. Mientras que numerosas organizaciones como el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) o la Fundación de Apoyo a la Inversión Rural para Europa (RISE), asociaciones, investigadores, etc., recomiendan reducir el consumo de carne en un 50% por el bien del planeta y la seguridad alimentaria, en Europa se produce una peligrosa intensificación de la ganadería que muestra la incoherencia del sistema de producción alimentaria, la incoherencia de las ayudas o subsidios, la verdadera política que se está llevando a cabo sobre este tema, y lo que quizá es peor, quien mueve realmente los hilos.

En el caso de los Países Bajos, hay en marcha políticas y campañas para desalentar el consumo de carne que son subvencionadas por el Gobierno del país, también se han puesto en marcha campañas para promocionar los alimentos alternativos a la carne entre los consumidores, pero estas iniciativas y acciones se ven contrarrestadas por las campañas puestas en marcha por la UE para promocionar el consumo de carne. Recordemos que antes comentábamos que se ha puesto en marcha una campaña en seis países europeos para promocionar la carne, siendo los Países bajos uno de ellos. No es de extrañar que Wakker Dier denuncie esta situación en la que la política nacional es totalmente opuesta a la política europea.

En el estudio de la organización Wakker Dier se exponen diferentes cuestiones relacionadas con la política agrícola común de la UE, las subvenciones que se destinan a la promoción de la carne, la política que sigue la UE en materia de carne, salud pública, medioambiente, bienestar animal, subvenciones, etc. También se dan a conocer las actuales campañas que promocionan el consumo de carne y cuánto dinero ha destinado la UE, por cierto, España es otro de los países que se benefician de este tipo de ayudas a la industria de la carne. Por cierto, ¿tendrá algo que ver la UE con esta campaña del sector ganadero de la Unión Europea para que no se culpe a la carne de la crisis climática?

Cierto es que Wakker Dier habla en relación a cómo afectan estas campañas a su país, pero en el informe al que podéis acceder a través de este enlace (Pdf) habla de la UE en general, es un documento que no tiene desperdicio y que muestra la necesidad de que en la Unión Europea se produzca un cambio para que las decisiones sean coherentes con los problemas actuales, no con los intereses de la industria.

Leer noticia

Cerdos industriales, la realidad de las macrogranjas

La expansión de la ganadería porcina intensiva en España, una industria dedicada a criar cerdos destinados a la exportación, se ha intensificado en el último lustro. Esta práctica tiene serias consecuencias sociales y medioambientales, y los territorios han visto nacer un movimiento de contestación a las macrogranjas.

4 febrero 2020

En los últimos cinco años se está produciendo una expansión sin precedentes de la industria del cerdo en España. Las empresas cárnicas están presentando proyectos de explotación porcina en decenas de pueblos de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Aragón para alimentar un creciente mercado exterior, donde Francia y China se perfilan como principales clientes de la cabaña española.

Sin embargo, las macrogranjas de cerdo generan una cantidad anual de residuos superior al volumen de 23 estadios de fútbol como el Camp Nou, que son arrojados a tierras de cultivo, contaminando suelos y aguas subterráneas.

Mientras los gobiernos regionales facilitan el aterrizaje de la carne low cost en el medio rural, las ciudadanas y ciudadanos se organizan para frenar a una industria multimillonaria.

Cliclar aquí para ver este interesante reportaje contado en primera persona por las vecinas y vecinos afectados por la desaforada expansión de explotaciones intensivas de porcino y las graves consecuencias que tienen.

Fuente de información: elsaltodiario.com

Leer noticia

La industria porcina crea su propio sello de calidad, que no garantiza el bienestar animal

Un informe veterinario de Igualdad Animal desmonta los criterios que la organización Interporc establece para que los productos porcinos puedan adquirir un sello que certifique bienestar animal en toda la cadena productiva.

8 febrero 2020

La industria cárnica no es transparente. Lo que ocurre en las granjas intensivas y en los mataderos se intuye, pero no se precisa. Tanto es así, que las muestras de maltrato que llegan a los ojos de los consumidores vienen de la mano de investigaciones arriesgadas elaboradas por colectivos animalistas o periodistas que, cámara en mano, se cuelan en granjas y mataderos para retratar la barbarie. Hay también trabajadores como Manuel G. Pereira que, cargados por el hastío de una rutina violenta, se ven obligados a escapar de la culpa con denuncias abiertas en forma de libro.

Para combatir esta creciente concienciación social y limpiar la imagen del sector, las empresas y grupos de presión elaboran sus propias campañas de marketing. Este es el caso de Interporc, la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Porcino de Capa Blanca que representa a todos los elementos de la cadena de valor de la producción de carne de cerdo.  Con las denuncias de maltrato sonando en medios de comunicación y redes sociales, Interporc creo su propio sello de calidad, con el cual se garantiza, entre otras cosas, que el producto que se ofrece a los consumidores está elaborado en base a los criterios de bienestar animal. Sin embargo, un informe veterinario elaborado por la Fundación Igualdad Animal revela que este estandarte es «insuficiente» y no certifica que se cumpla con los criterios de bienestar animal.

El informe veterinario, al que ha tenido acceso Público, explica que los criterios establecidos por la industria porcina no suponen «un plus de bienestar animal» sino que se limitan a cumplir con los requisitos mínimos marcados por la ley. De hecho, el sello de bienestar de la industria permite que las cerdas utilizadas para la reproducción puedan estar enjauladas hasta 20 semanas –5 meses al año–, lo cual, según Igualdad Animal, va en contra de los «los principios generales de bienestar animal de la Organización Internacional de Sanidad Animal (OIE)».

Asimismo, el reglamento permite, según demanda el informe veterinario, que animales de hasta 110 kilos puedan estar en una superficie de tan sólo 0,65 m2 en los sistemas de producción de «Tipo 1» (el más básico en cuanto a derechos de los animales), lo cual va contra la libertad de movimiento del animal establecida por la OIE.

El análisis veterinario de Igualdad Animal también pone en evidencia los «criterios de aceptación» que permiten que hasta el 20% de los animales puedan tener dificultades respiratorias. «La dificultad respiratoria en granjas de porcino está provocada, en buena medida, por diferentes de tipos de procesos neumónicos. Algunos de estos procesos neumónicos son clasificados por expertos en etología como procesos muy dolorosos en los animales, llegando incluso a compararlos con el dolor provocado por una fractura», explica el informe firmado por el veterinario Alfonso Senovilla Labrador, que califica esta realidad como «otra prueba más de que es un programa ineficaz para asegurar el bienestar de los animales».

El reglamento de Interporc también permite, para lograr conseguir la máxima puntuación del certificado de bienestar, que un 5% de los animales padezcan prolapso rectal o uterino, lo cual, según los veterinarios, provoca un «gran dolor» en los animales. Así, los expertos de la fundación animalista consideran que permitir este porcentaje de cerdos con dolencias «es incompatible con el aseguramiento del bienestar animal«.  

El sistema de castración planteado por Interpoc también es puesto en duda por el informe veterinario. La industria cárnica permite para alcanzar la puntuación de bienestar animal que se esterlice sin anestesia a los cerdos que tengan hasta siete días de vida. A ello, se debe sumar que se permita que «personal no veterinario» lleve a cabo las prácticas de recorte de dientes o corte de rabo.

Por lo que se refiere al transporte de los animales para el proceso de sacrificio, el documento considera que el reglamento «no mejora sustancialmente ni protege a los animales más allá de lo que marca la ley».

«Este sello es una operación de marketing y un lavado de imagen de la industria del cerdo ante la creciente sensibilización social hacia los animales», opina la directora de Igualdad Animal, Silvia Barquero. «El informe veterinario demuestra que este sello no puede garantizar el bienestar de los animales», agrega. 

Este diario ha tratado de ponerse en contacto con la organización Interporc para conocer su visión sobre el análisis veterinario realizado por Igualdad Animal, pero no ha obtenido respuesta al respecto.

Fuente de información: Público

Leer noticia

Francia prohibirá triturar pollitos machos y castrar lechones sin anestesia

Muchos de estos animales son molidos vivos, otros son gaseados, electrocutados o asfixiados en bolsas de plástico.

29 enero 2020

Francia ha anunciado que prohibirá las prácticas controvertidas de trituración de pollos machos vivos y la castración de lechones sin anestesia, una medida bienvenida por activistas del bienestar animal.

Unos 7 mil millones de pollitos machos, no deseados porque no proporcionan carne ni huevos, son sacrificados en todo el mundo a lo largo del año. Muchos son molidos vivos, otros son gaseados, electrocutados o asfixiados en bolsas de plástico.

Francia será uno de los primeros países en prohibir este sacrificio masivo de pollitos utilizando cualquiera de estos métodos, a partir del próximo año. “Desde finales de 2021, nada será como era antes”, dijo el martes el ministro de agricultura Didier Guillaume en París cuando anunció la medida que los activistas llevaban exigiendo desde hace mucho tiempo.

Guillaume ha anunciado su esperanza de que pronto se encuentre un método que permita a los agricultores determinar el género de un embrión de pollo en el huevo antes de que nazca. Los investigadores han estado trabajando en la elaboración de un método viable durante años, pero hasta la fecha, la ciencia requiere que cada huevo sea perforado para tomar muestras, una técnica que no es económicamente viable a escala industrial.

Suiza y Alemania, otros países donde se ha prohibido esta práctica

Suiza prohibió la trituración de pollitos en septiembre del año pasado, aunque era una práctica poco común entre los avicultores suizos.

Alemania, donde se maceran 45 millones de pollitos machos cada año, también lo prohibió, pero un tribunal administrativo superior dictaminó en junio que la matanza podría continuar hasta que se descubriera un método para determinar el sexo de un embrión en el huevo.

Francia y Alemania anunciaron en noviembre pasado que trabajarían juntos para poner fin a la masacre de los pollitos. Una directiva de la UE de 2009 autoriza la trituración siempre que cause la muerte “inmediata” para los pollitos de menos de 72 horas.

También desde el año próximo, anunció Guillaume, Francia requeriría anestesia para los lechones que se castran. La esterilización se realiza para alentar a los animales sacrificados a engordar y evitar el olor potente que emite la carne grasa de los jabalíes no castrados.

Tensiones entre productores y activistas

Francia se enorgullece de sus industrias cárnicas y avícolas, pero en los últimos años ha habido crecientes tensiones entre productores y activistas que piden cambios radicales en los métodos agrícolas.

El grupo de cabildeo animal Compassion in World Farming (CIWF) ha dicho que el objetivo real debería ser detener la castración de los lechones por completo, y ha expresado su decepción porque Guillaume no anunció una prohibición de huevos de gallinas criadas en jaulas.

Por su parte, el grupo francés L214 que se opone a todo el consumo de carne, ha comentado que las medidas eran “no ambiciosas” y “no abordan los problemas básicos”. “No hay nada sobre las condiciones de sacrificio, ni sobre cómo salir de la cría intensiva de animales”, ha anunciado.

Guillaume ha informado que los ministros de agricultura reunidos el lunes en Bruselas decidieron establecer un sistema de etiquetado responsable de la cría de todos los productos animales de origen europeo, a partir del próximo año.

Una encuesta de opinión en enero encontró que las tres cuartas partes de los franceses no creían que el gobierno estuviera haciendo lo suficiente para proteger a los animales.

Fuente de información: La Vanguardia

Leer noticia