Mataderos controlados por videovigilancia

22 junio 2018

Ong ADDA intensifica su campaña para hacer transparente la actividad de los mataderos con el fin de que se cumpla, escrupulosamente, toda la normativa existente tendente a humanizar, en lo posible, el procedimiento que llevará a estos animales a la muerte. Desde hace años ha persistido la preocupación de poder conocer qué ocurre dentro de los mataderos y cómo se desarrolla un mejor trato según ordena la propia legislación vigente y que merecen los animales en esos últimos momentos.

Los mataderos se han mostrado reacios a dar explicaciones sobre el proceso de matanza y, como ejemplo, a Ong ADDA le ha resultado imposible, después de numerosísimas gestiones, entrar en contacto con Mercabarna, uno de los más importantes mataderos de España, propiedad de un consorcio en el que intervienen la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona; fue tal la opacidad en facilitar información o poder contactar con el responsable de bienestar animal, un cargo designado y obligatorio, que tuvo que recurrir a presentar denuncia ante la sindica de greuges (defensora del pueblo) del ayuntamiento, quien, en atención a lo expuesto, en fecha 11/11/2014 y en respuesta a la asociación «ratificaba la falta de respuesta de Mercabarna», poniéndolo en conocimiento del Consejo Municipal en su reglamentario informe anual.

Nuestros lectores habituales conocen las sucesivas noticias y artículos aparecidos en ADDA Defiende los Animales tratando de dar a conocer y mejorar la situación sobre la crianza, el transporte y la matanza del conjunto de especies de animales destinados al consumo humano.

También se ha ido informando de la campaña iniciada en el año 2014, que actualmente cuenta ya con el respaldo de más de 50.000 firmas, personales o a través de change.org.

Posteriormente, en el mes de mayo de 2017, a través de un escrito a la presidencia del Gobierno y a todos los/as diputados/as del Congreso, se puso de relieve la preocupación de ADDA por la implementación del bienestar de los animales en los mataderos y la solicitud de la videovigilancia para constatar el cumplimiento de la normativa con la transparencia requerida. No puede obviarse, por tanto, que los representantes electos de la ciudadanía española, representada por el Congreso de los Diputados, no estén informados.

El programa Salvados, en el reportaje titulado Stranger pig (emitido el 04/02/2018), fue un refuerzo positivo para que, a nivel popular, se conociese, aunque fuese de forma localizada, lo que ocurre en la mayoría de las granjas de engorde y la reiterada opacidad del lugar de matanza.

Consecuentemente, se insiste en elevar la petición de videovigilancia en los mataderos a nivel estatal y a todas las autonomías —presidencia, dos ministerios y diecisiete comunidades—. Utilizando el trámite del derecho de petición establecido por ley, se envió general (abril 2018) un amplio y detallado documento basado en los antecedentes, los responsables del bienestar animal, el cuerpo veterinario privado y oficial y la solicitud de instalación de videovigilancia.

La gravedad e importancia de lo que se demanda supera con creces cualquier otra solicitud bienestarista, dada la ingente cantidad de animales involucrados. Ha llegado el momento de que las administraciones no aplacen, soslayen ni dejen al margen un tema candente que la ciudadanía, mayoritariamente, vería con agrado como parte de una sociedad que desea evolucionar. De no acometerse con premura la videovigilancia solicitada que, tarde o temprano, irrefutablemente llegará, España, que podría dar un ejemplo de avance y modernidad, nuevamente quedaría descolocada ante las actitudes y decisiones bienestaristas que ya han sido adoptadas y que continuarán sucediéndose en otras naciones de nuestro entorno.

Si las cámaras de vigilancia ya están instaladas por doquier para vigilar a la ciudadanía de forma cotidiana, el hecho de negar su presencia en los mataderos podría ser interpretado como un temor a que se descubriesen irregularidades; y, si no hay nada que ocultar, entonces ¿por qué no existe transparencia?

Si no hay nada que ocultar… ¡que no se oculte nada!

Fuente de información: ADDA Defiende los animales.(Revista número 56)

Más información visitar web revista relación de contenidos por tema: Animales de granja y Cría Intensiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *