Movilización general contra el modelo de ganadería intensiva industrial

15 octubre 2021

Ong ADDA junto a 67 asociaciones y plataformas vecinales de la geografía española, miembros de la Coordinadora Estatal STOP GANADERIA INDUSTRIAL, se movilizan frente a las administraciones públicas en protesta contra el modelo actual de ganadería intensiva  industrial reiterando una vez más la urgente necesidad de una moratoria.

Bajo el lema “PROTEGE TU AGUA”, y acompañados con simbólicas botellas de agua contaminada, se ha hecho entrega de las respectivas solicitudes de moratoria, a las distintas administraciones del estado.

Las explotaciones de ganadería intensiva, un modelo industrial implantado hace décadas  que continúa creciendo y ampliándose en el territorio español, se encuentra especialmente agravado en Catalunya con un 45% del total  del agua de sus pueblos contaminada por nitratos y nitritos.

La ganadería intensiva industrial continúa significando una de las peores agresiones para el territorio, el agua, el bienestar animal, la economía del mundo rural y la salud humana. Algunas de sus indeseables consecuencias podrían ser ya irreversibles. STOP A LA GANADERIA INDUSTRIAL: un modelo contrario al medio ambiente, lesivo para los animales, las personas e insostenible.

La ganadería industrial cada día más ‘nefasta’.

El impacto de la industria cárnica al desnudo, en el ‘Atlas de la carne’.

7 septiembre 2021

La ganadería industrial es una de las principales culpables de la crisis ecológica, climática y de biodiversidad a la que se enfrenta la humanidad, según el Atlas de la Carne 2021, publicado hoy por Heinrich-Böll-Stiftung y Amigos de la Tierra.

Las organizaciones han comprobado alarmadas que la industria ganadera es responsable de hasta el 21% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, y que es probable que esta cifra aumente de continuar la tendencia global de consumo de carne y lácteos.

Entre otros hallazgos, el Atlas de la Carne 2021 expone que:

  • Se estima que la producción de carne aumentará en 40 millones de toneladas para 2029, alcanzando los 366 millones de toneladas de carne por año. Este modelo de producción sigue en auge y para garantizar su crecimiento sigue sacando del mercado alternativas locales sostenibles.
  • A nivel mundial, el 75% de las tierras agrícolas se utilizan para cultivar pienso para alimentar al ganado o para criar animales. En estos términos la ganadería industrial, que incluye el cultivo de soja para piensos, es una de las principales causas de la deforestación, cuyos efectos incluyen el aumento de las emisiones, la destrucción de los medios de vida de las comunidades locales e indígenas y de las familias dedicadas a la agricultura, y el aumento de pandemias.
  • El sector alimentario representa entre el 21% y el 37% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. En este marco, las emisiones de la ganadería industrial suponen alrededor del 57% del total de este sector.
  • Las corporaciones agroindustriales dominan el mercado; operan en grandes naves que utilizan como mataderos y, a menudo, con condiciones laborales deficientes para sus trabajadores, lo que ha provocado brotes masivos de COVID-19.
  • Entre 2015 y 2020, las multinacionales cárnicas y lácteas recibieron más de 478.000 millones de dólares por parte de 2.500 firmas de inversores, bancos y fondos de pensiones, la mayoría de ellos con sede en Estados Unidos o Europa.

Fuente de información: Ecoticias.com

Seguir leyendo noticia aquí


La mayoría de la ciudadanía ve bien reducir el consumo de carne

18 julio 2021

Los problemas del consumo excesivo de carne para la salud y el medio ambiente están claramente identificados por la comunidad científica. La semana pasada, el ministro español de Consumo, Alberto Garzón, lanzó una campaña explicando estos problemas y pidiendo una reducción, no una eliminación, del consumo de carne.

El Ministro se encontró con una fuerte resistencia y declaraciones polémicas (por ejemplo, #chuletonalpunto) en la esfera política y mediática. Esta controversia esconde el hecho importante de que la mayoría de personas ya está a favor de la idea básica expresada por la campaña.

Mayorías en España (y otros países)

Consideramos una gran encuesta de 2020 que examina las actitudes y comportamientos ambientales entre 30.000 ciudadanos de la UE-27, China, el Reino Unido y Estados Unidos. Las muestras de cada país fueron representativas de la población general en función de cuotas como edad, sexo o ubicación.

Cuando se preguntó a residentes en España si estaban reduciendo su ingesta de carne para combatir el cambio climático, el 61% respondió “sí” (ver gráfico 1). Esta cifra se situó ligeramente por debajo de la media de la UE-27 del 66%.

Gráfico 1: Porcentaje de personas en 30 países que dicen que reducen su consumo de carne para combatir el cambio climático. EIB Climate Survey 2020-2021

Además, cuando se pregunta a las personas si están reduciendo la ingesta de carne, o “tienen la intención de hacerlo”, el número de respuestas afirmativas sube al 76% en España. Esta es una prueba de la disposición generalmente alta a cambiar los hábitos alimenticios.

Fuente de información: The Conversation

Seguir leyendo noticia aquí

Alemania, Holanda y Luxemburgo se alían contra el transporte de animales

16 julio 2021

Tres paises de la UE. Alemania, Holanda y Luxemburgo han decidido unirse para conseguir la prohibición comuniaria del transporte de animales vivos en trayectos de largas distancias. Se refieren concretamente a las exportaciones a terceros países en camión y en barco. Estos tres estados van a pedir que esta prohibición se haga efectiva en la próxima legislativa.

Fuente de información: Agrodiariodigital.com

Leer noticia aquí

La nueva estrategia alimentaria de Inglaterra aspira a reducir un 30% el consumo de carne

El informe encargado por el Gobierno no es vinculante y señala: «Nuestro actual apetito por la carne es insostenible»

15 julio 2021

La nueva estrategia alimentaria para Inglaterra, encargada por el Gobierno, expone con todo detalle el daño que el actual sistema alimentario y ganadero causa al medioambiente, así como a nuestra salud. Es el mayor destructor de la naturaleza y una de las principales fuentes del calentamiento global, sostiene el documento.

El informe apunta al consumo excesivo de carne. «Nuestro actual apetito por la carne es insostenible», dice. «El 85% de las tierras de cultivo se utilizan para alimentar al ganado y necesitamos recuperar parte de esas tierras».

Ese 85% de la tierra sólo proporciona el 32% de las calorías que comemos, dice: «Por el contrario, el 15% de las tierras de cultivo que se utilizan para cultivar plantas para el consumo humano proporciona el 68% de nuestras calorías». El informe también aborda el mito de que el ganado alimentado con pasto es más ecológico. «Cuanto más intensiva es la cría de algunos animales, más eficiente en términos de carbono tiende a ser».

La estrategia recomienda reducir el consumo de carne en un 30% en una década. Si el Gobierno lo aceptara, sería un objetivo líder en el mundo. Sin embargo, aunque es coherente con el consejo de los asesores oficiales del Gobierno, el llamado Comité del Cambio Climático, muchos estudios científicos han concluido que se necesitan recortes mucho mayores en las naciones ricas y occidentales si se quiere frenar la crisis climática.

Un importante análisis concluye que los europeos y norteamericanos deben reducir el consumo de carne en un 80% para que su dieta sea respetuosa con el clima y saludable. Otro decía que era necesario reducir en un 90% el consumo de carne de vacuno para vencer el calentamiento global. Según algunos investigadores, evitar la carne y los productos lácteos es la mejor manera de reducir el impacto ambiental en el planeta.

El informe propone que el objetivo del 30% se logre mediante «incentivos» al comportamiento y la sustitución de la carne por alternativas vegetales, descartando un impuesto sobre la carne. La alimentación está profundamente arraigada en la cultura y el Secretario de Medio Ambiente, George Eustice, dijo en junio que sermonear a la gente sobre sus dietas es un enfoque equivocado. Las falsas afirmaciones en Estados Unidos de que Joe Biden quería prohibir las hamburguesas de ternera muestran los peligros.

«El informe evita recomendar políticas decisivas que ayuden a los ciudadanos a reducir su consumo de carne, destacando la oposición pública a los impuestos sobre la carne. Sin embargo, su propio sondeo indica que el 75% de los encuestados apoya o no se opone a los impuestos sobre algunas carnes», dice Marco Springmann, de la Universidad de Oxford.

«La ciencia del comportamiento sugiere que es poco probable que se consigan cambios dietéticos específicos sin medidas integrales, que incluyan incentivos fiscales y mandatos», dice, junto con un claro reconocimiento por parte de los responsables políticos del daño que causa la carne.

En noviembre, los profesionales de la salud del Reino Unido pidieron un impuesto sobre la carne. Un sondeo de WWF-Reino Unido publicado el jueves también muestra que casi el 80% de las personas consideran que el Gobierno es responsable de garantizar que los alimentos saludables y respetuosos con el medio ambiente sean baratos y fáciles de conseguir.

El cambio se está produciendo de todos modos, ya que la mayoría de la gente acepta que debería comer menos carne, ya sea por razones medioambientales, de salud o de bienestar animal. Los proveedores del sector público que sirven miles de millones de comidas al año en escuelas, universidades, hospitales y residencias se comprometieron en abril de 2020 a reducir la cantidad de carne que sirven en un 20%.

Los consumidores más jóvenes y los agricultores están liderando el camino desde el festín de carne hacia la producción de alimentos más ecológicos y la recuperación de la tierra. El Gobierno también está ofreciendo incentivos para que los agricultores de más edad se jubilen.

La cuestión es si este relevo generacional será lo suficientemente rápido como para frenar la aceleración de la crisis climática. Los efectos cada vez mayores del calentamiento global que se observan en todo el mundo sugieren que no, lo que significa que será necesaria la acción política.

Los líderes han tenido que ganar batallas sobre los impopulares parques eólicos, los caros coches eléctricos y otras cosas. Pero la batalla de la hamburguesa de carne puede ser la más dura de todas.

Fuente de información: Eldiario.es

Leer noticia aquí

Alberto Garzón, Ministro de Consumo, pide reducir el consumo excesivo de carne

8 julio 2021

ONG ADDA, con el resto de entidades que formamos parte de la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial, aplaudimos el posicionamiento del Ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la reducción del consumo de carne, que nos parece muy necesario. Esta Coordinadora ha defendido siempre la necesidad de consumir menos carne, sacando la ganadería industrial de la cesta de la compra. Pero reducir el consumo de carne a nivel individual será insuficiente si no se cambia el modelo productivo agroganadero.

Necesitamos una transición hacia un modelo alimentario que no envenene nuestras aguas ni contribuya a esta emergencia climática como lo hace la ganadería industrial, y para eso hacen falta políticas ambientales, no solo concienciar a la ciudadanía, que ha demostrado sobradamente ir por delante de la clase política en este sentido.

Es responsabilidad del Gobierno ante un problema ambiental y de salud como la ganadería industrial que haya una regulación pública que evite, también, las campañas publicitarias de la agroindustria, tan alejadas de las recomendaciones de la comunidad científica y médica. Es hora de parar y reflexionar: urge una moratoria a la ganadería industrial.

Nos complace enormemente leer las cifras y datos que llevamos años ofreciendo reflejados en un artículo del Ministro de Consumo español. Pero no podemos olvidar que la producción ganadera industrial en España está muy orientada a la exportación, por lo que debemos ir más allá de las recomendaciones de consumo. No tendría sentido pedir a la ciudadanía que consuma menos carne y seguir concediendo licencias de ganadería industrial a diario.

Leer comunicado de La Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial

Ver video: Alberto Garzón pide reducir el consumo excesivo de carne

La Unión Europea se compromete a prohibir las jaulas para animales de granja en el 2027

1 julio 2021

La Comisión Europea se ha comprometido a eliminar de forma gradual las jaulas para más de 300 millones de animales:  gallinas, cerdos, terneros, conejos, patos, gansos… que son criados en las granjas europeas.

En consecuencia, ha anunciado que tiene previsto presentar, a finales del 2023, una propuesta legislativa para eliminar progresivamente los sistemas de cría de animales en jaulas y que su uso quede definitivamente prohibido en el 2027. Esta propuesta deberá ser aprobada finalmente por el Parlamento y después por el Consejo Europeo.

La Comisión ha respondido «positivamente» a la Iniciativa ciudadana europea “No más Jaulas” iniciada a finales del 2018. Una campaña que ha sido promovida y coordinada por la entidad inglesa “Compassion in World Farming” en la que Ong ADDA ha participado conjuntamente con otras entidades.

La supresión de las jaulas para los animales de granja, será una muy buena noticia para mejorar el bienestar de millones de animales que son obligados a malvivir en este tipo de ganadería, llamada intensiva o industrial.

El Parlamento Europeo pide acabar con la cría de animales en jaulas de forma gradual hasta 2027

11 junio 2021

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este jueves una resolución en la que pide acabar con la cría de animales en jaulas dentro de la UE de manera gradual antes de 2027, ofreciendo un periodo de transición «adecuado» y utilizando una evaluación de impacto con criterios científicos.

La resolución no legislativa ha sido aprobada con 558 votos a favor, 37 en contra y 85 abstenciones y parte de la iniciativa ciudadana europea End The Cage Age, que recogió 1,4 millones de firmas y fue debatida en la Eurocámara el pasado 15 de abril.

En el texto, los eurodiputados remarcan que varios Estados miembros ya están aplicando con éxito alternativas a los sistemas de cría en jaula y animan a «desarrollarlas, mejorarlas e impulsarlas» a nivel nacional.

En cualquier caso, la Eurocámara subraya que la eliminación de la cría en jaulas debe ser gradual y basarse en un enfoque por especies que tenga en cuenta y evalúe las características de cada animal y contar con sistemas de cría adaptados a sus necesidades específicas.

A esto añade que se debe admitir a los grajeros y criadores de la UE un periodo transitorio «lo suficientemente largo y con el apoyo necesario» que incluiría servicios de asesoramiento y formación e incentivos financieros para evitar la pérdida de competitividad y el traslado de la producción a países de fuera del bloque.

De hecho, los eurodiputados enfatizan que la Comisión Europea y los Estados miembros deben efectuar controles aduaneros eficaces para garantizar que los productos animales importados respetan las exigencias de la UE, a fin de garantizar la igualdad de condiciones con respecto a las importaciones.

Fuente de información: Público

Leer noticia aquí

Clamor social contra la ganadería industrial intensiva

23 mayo 2021

La Plataforma Estatal Stop Ganaderia Industrial formada por diversas entidades vecinales y asociaciones, de la que Ong ADDA es miembro,  se mobilizaron el domingo 23 en diversas ciudades de Castilla La Mancha, Castilla León y Murcia para pedir al Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación y a la Ministra para a la Transición Ecològica, una moratòria para que no se aprueben nuevas explotaciones ganaderas industriales y no se permita la ampliación de las ya existentes,  ante la proliferación creciente y desmesurada que está sucediendo en España, y en las que ya se han constatado numerosos y continuados maltratos a los animales.

Las concentraciones manifestaron el malestar de la sociedad rural por la invasión de las continuas licencias aprovadas por la administración para la instalación de nuevas macrogranjas, y muy especialmente en los municipios más despoblados.  La Plataforma Stop Ganadería Industrial exige parar este crecimiento desmesurado del sector ganadero y orientarlo a un modelo sostenible social y medioambiental y respetuoso con los animales.

(Foto: Adolfo Fernández)

Leer noticia: PLATAFORMA STOP GANADERÍA INDUSTRIAL

Petición de una MORATORIA a fin de paralizar en todo el territorio las concesiones de nuevas explotaciones ganaderas intensivas o ampliación de las ya existentes. Firmar aquí

La Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial celebra la respuesta de la Confederación Hidrográfica del Duero al macroproyecto de Noviercas

30 abril 2021

● La Confederación Hidrográfica del Duero ha denegado la solicitud de Valle de  Odieta S.C.L. para investigar las aguas subterráneas de Noviercas (Soria).

● De llevarse a cabo, esta macroexplotación, con capacidad para 23.520 vacas, sería la más grande de Europa.

● La Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial pide que se establezca una moratoria a la instalación y ampliación de explotaciones ganaderas intensivas.

Las organizaciones vecinales, ecologistas y sociales aglutinadas en la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial, de la que forman parte la Asociación Hacendera, Greenpeace, Ong ADDA,  que han presentado alegaciones a la solicitud de Valle de Odieta S.C.L para investigar las aguas subterráneas de Noviercas para su macroproyecto de vacuno de leche, aplauden la resolución de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) en la que se deniega esta solicitud, e instan a la empresa a que escuche el creciente clamor social en contra de esta explotación de ganadería industrial y desista de una vez por todas de este proyecto.

La investigación de las aguas subterráneas es un paso previo y determinante para que se conceda la autorización de uso de agua a la explotación ganadera industrial, por lo que esta resolución denegatoria es un duro varapalo para la continuidad de este proyecto.

La Confederación Hidrográfica del Duero CHD concluye que no podría otorgarse una concesión de aguas con destino a la explotación de ganadería industrial ya que no existen reservas de agua en esa zona para satisfacer el aprovechamiento de 24,57 l/s de caudal medio equivalente en el mes de máximo consumo, con un volumen anual de 775.329 m3, solicitado por la empresa Valle de Odieta y, por tanto, que esta solicitud es incompatible con el Plan Hidrológico de la parte española de la Demarcación Hidrográfica del Duero.

De llevarse a cabo, se trataría de la mayor explotación de vacuno de Europa y una de las cinco más grandes del mundo. Consumiría más agua que una ciudad como Soria. “El agua es un recurso muy preciado en España, el país de Europa con un mayor riesgo de desertificación. La Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial trabaja desde su nacimiento contra este proyecto y cada vez se suman más personas y organizaciones. No descansaremos hasta ver este proyecto desestimado del todo”, señala Inma Lozano, portavoz de la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial.

 “Se pone en evidencia que este tipo de proyectos de ganadería industrial, con una enorme demanda de agua, no tienen sentido; más aún en una situación de emergencia climática, porque este recurso va a ser cada vez más escaso”, afirma Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España.

La Coordinadora Estatal pide que se tome buena nota de esta resolución y se adopte una  moratoria estatal y no se permita la instalación de nuevas explotaciones de ganadería intensiva ni la ampliación de las existentes, y también que se desarrolle un plan estratégico para reducir la cabaña ganadera intensiva de España.

Más información:

Stop Ganadería Industrial

Ong ADDA: Petición de una MORATORIA a fin de paralizar en todo el territorio las concesiones de nuevas explotaciones ganaderas intensivas o ampliación de las ya existentes.